"Cuerpos Incorruptos" © www.oremosjuntos.com
Santa María Goretti
«Pequeña y Dulce Mártir de la Pureza
(1890 †1902)
Fiesta 6 de Julio

Nació en Corinaldo, Italia, 16 de octubre de 1890, de una familia humilde. Su niñez, bastante dura, transcurrió en Nettuno (cerca de Roma), y durante ella se ocupó en ayudar a su madre en las tareas domésticas. Era piadosa y asidua en la oración. El 6 de Julio de 1902, a los once años de edad, fue amenazada con un punzón por Alessandro Serenelli, un joven que trató de abusar de ella. Ella prefirió morir antes que pecar. Durante su agonía perdonó a su atacante, quién, tras años de cárcel, se convirtió.

Canonizada por S.S el Papa Pío XII - Roma, Junio 24, 1950, la definió «Pequeña y Dulce Mártir de la Pureza».
Santa María Goretti, imágen yacente y reliquia
Santa María Goretti, imágen yacente y reliquia
Santa María Goretti, con Juan Pablo II, Septiembre 1, 1979
Santa María Goretti. Cuerpo Incorrupto
Santa María Goretti. Iglesia y su Cuerpo Incorrupto
Santa María Goretti, el martirio
Santa María Goretti
Venerable María Crescencia Pérez
(1897-1932)
Fiesta: 20 de mayo

El 17 de Agosto de 1897, nacía en San Martín, Provincia de Buenos Aires, María Angélica Pérez: 34 años más tarde moría en Vallenar(Chile), un viernes 20 de Mayo la Hermana María Crescencia Pérez.
Entre la aurora y el ocaso, una existencia enteramente vivida ¨en el nombre Del Señor. María Angélica vino al mundo de unos padres profundamente enraizados en la fe, llenos de confianza en la Voluntad de Dios, humanamente íntegros. En ese ambiente familiar de coherencia espiritual y humana, María Angélica fue bendecida por Dios con cualidades excepcionales y con ella fue bendecido el Instituto del Huerto y la Iglesia a la que durante 14 años sirvió.

En el año 1917 hizo su profesión religiosa inundada de paz interior. Esa paz estuvo precedida por sufrimientos diversos como la pobreza familiar y la muerte de su padre que se produjo el mismo día en que ella hizo su profesión religiosa. Aceptó esa muerte con generosidad y dolor contenido. Al consagrarse a Dios nació muy pronto un amor especial a la oración y una extraordinaria capacidad de sufrir. En su apostolado los más beneficiados fueron los enfermos y los pobres, podemos decir que vivió una auténtica vocación: los pobres. A los enfermos les enseñó que en el sufrimiento se esconde una fuerza especial que los acerca a Cristo. Hizo propias las esperanzas, las angustias y las tristezas de las personas que trataban con ella. El supremo mandamiento del Señor ¨Amaos los unos a los otros¨ había arraigado profundamente en ella durante los años de su consagración, vividos en fidelidad al carisma de la congregación. La devoción mariana resplandeció de un modo elocuente en su vida.
Venerable María Crescencia Pérez
Amó y veneró a la Virgen con afecto filial. A ella recurrió en todo momento, especialmente en las situaciones de dificultad y prueba.
Sus fatigas y sufrimientos tuvieron como único objeto trasmitir el gran tesoro de la fe en Jesucristo, único Salvador del mundo.
En su incansable actividad a pesar de su corta vida, sembró una semilla que poco después de su muerte dio abundante fruto.
El amor a Jesús, a María del Huerto, a su Iglesia y al Padre fundador de su Instituto, San Antonio María Gianelli la fueron transformando y así abrazada y consumida por ese fuego interior entregó su vida a Dios. En el umbral del tercer milenio, el testimonio de santidad sencilla y cotidiana de María Crescencia, puede ayudar a muchos a ser como ella.
Santo Domingo Savio
(1842 †1857)
Fiesta: 9 de marzo

Entre los miles de alumnos que tuvo el gran educador San Juan Bosco, el más famoso fue Santo Domingo Savio, joven estudiante que murió cuando apenas le faltaban tres semanas para cumplir sus 15 años. Nació Domingo Savio en Riva de Chieri (Italia) el 2 de abril de 1842. Era el mayor de cinco hijos de Ángel Savio, un mecánico muy pobre, y de Brígida, una sencilla mujer que ayudaba a la economía familiar haciendo costuras para sus vecinas. Desde muy pequeño le gustaba ayudar a la Santa Misa como acólito, y cuando llegaba a la iglesia muy temprano y encontraba cerrada la puerta, se quedaba allí de rodillas adorando a Jesús Eucaristía, mientras llegaba el sacristán para abrir.

El 9 de marzo de 1857, cuando estaba por cumplir los 15 años, y cursaba el grado 8º. de bachillerato, Domingo, después de confesarse y comulgar y recibir la Extremaunción, sintió que se iba hacia la eternidad. Llamó a su padre para que rezara oraciones del devocionario junto a su cama (su madre no se sintió con fuerzas para acompañarlo en su agonía y su fue a llorar a una habitación cercana). A eso de las 9 de la noche Domingo exclamó: "Papá, papá, qué cosas tan hermosas veo" y con una sonrisa angelical expiró dulcemente.
Santa Teresita del Niño Jesús y de la Santa Faz Martín
(1873 †1897)
Fiesta: 1 de octubre

Santa Teresita de Lisieux (Sor Teresa del Niño Jesús), Carmelita de Lisieux, mejor conocida como la Florecita de Jesús, nació en Alençon, Francia, el 2 de enero de 1873; murió en Lisieux el 30 de septiembre de 1897. Fue la novena hija de dos padres santos, Louis y Zélie Martin, quienes hubiesen querido consagrar sus vidas a Dios en el claustro. La vocación que se les negó fue dada a sus hijas, cinco de las cuales se hicieron religiosas, una en la Orden de la Visitación y cuatro en el Convento Carmelita de Lisieux. Criada en una atmósfera de fe donde cada virtud y aspiración eran cuidadosamente fomentadas y desarrolladas, su vocación se manifestó por si misma siendo aun sólo una niña.

Educada por las benedictinas, a los quince años solicitó el permiso de entrar al Convento Carmelita, y al serle negado por la superiora, fue a Roma con su padre, tan ávido de dársela a Dios como ella misma lo estaba de entregarse a sí misma, a buscar el consentimiento del Santo Padre, Leon XIII, que en ese entonces celebraba su jubileo. Él prefirió dejar la decisión en manos de la superiora, quien por fin consintió y el 9 de abril de 1888, a la edad excepcional de quince años, Teresa Martin entró en el convento de Lisieux donde dos de sus hermanas le habían precedido. El relato de los once años de su vida religiosa, marcada por gracias significantes y un crecimiento constante en la santidad, Sor Teresa lo da en su autobiografía, escrita en obediencia a su superiora y publicada dos años después de su muerte.
Santa Teresa de Jesús de Ávila
(1515 †1582)
Fiesta: 4 de octubre

Ya está recogida en su ficha. Por otra parte, es tan sumamente rica su vida que es imposible encerrarla en estas breves notas La resumimos en las facetas más importantes como lo recogíamos en nuestra obra -ya agotada- Teresa de Jesús, Recordando un Centenano. Dividíamos la obra en tres partes:

1) Personalidad de Teresa: La estudiamos como: Mujer, Reformandora, Escritora, Doctora y Santa.

2) Doctrina sublime de Teresa: Cantora de Jesucristo; Mariana y Josefina; Hija de la Iglesia; Maestra de Oración; Huerto donde florecieron todas las virtudes.

3) Reconocimiento universal de Teresa: Su culto en la Iglesia; La Santa universal; Puente ecuménico para os separados; Plebiscito universal, Actualidad de su mensaje...
Beato Santiago Alberione
(1884 †1971)
Fiesta: 26 de noviembre

   Giacomo Alberione (n. 4 de abril de 1884 en San Lorenzo di Fossano, Italia — † 26 de noviembre de 1971 en Alba, Italia), más conocido como Santiago Alberione fue un sacerdote católico. Fundador de la Sociedad de San Pablo y de la Sociedad Bíblica Católica Internacional.
Es patrón de los usuarios de Internet y de los medios de comunicación social.

   Santiago recibió el bautismo al día siguiente de su nacimiento, y fue el más devoto de sus hermanos. A los 6 años de edad, un día de escuela, cuando le preguntaron qué quería ser de mayor, respondió «quiero ser cura», y desde entonces encaminó su vida hacia el sacerdocio. A los 16 años,en 1900, ingresa en el seminario de Alba, donde conoció a Francisco Chiesa, quien le acompañaría como amigo y consejero durante 46 años. El 29 de junio de 1907 es ordenado sacerdote, y comienza su vida dedicada al servicio «de la Iglesia y los hombres del nuevo siglo». En 1914 funda la Sociedad de San Pablo, así como otras congregaciones, instituciones y asociaciones.
Santo Domingo Savio
Santo Domingo Savio
Santo Domingo Savio
Santa Teresita del Niño Jesús
Santa Teresita del Niño Jesús
Santa Teresita del Niño Jesús
Santa Teresita del Niño Jesús. (Imágen © www.oremosjuntos.com)
Santa Teresita del Niño Jesús y de la Santa Faz Martín
Santa Teresita del Niño Jesús
En 1901 fue traducida al inglés, y en 1912 otra traducción, la primera edición completa de la vida de la Servidora de Dios, conteniendo la autobiografía, y "Cartas y Consejos Espirituales," fue publicada. Su éxito fue inmediato y ha trascendido en muchas ediciones, propagando a lo largo y a lo ancho la devoción a esta "pequeña" santa de sencillez, y abandono en el servicio de Dios, del perfecto cumplimiento de los pequeños deberes. El renombre de su santidad y los muchos milagros hechos por su intercesión provocaron la introducción de su causa de canonización tan sólo diecisiete años después de su muerte, el 10 de Junio de 1914.
En 1896, descubrió el sentido profundo de su vocación : "En el corazón de la Iglesia, mi Madre, yo seré el Amor" y se ofreció cada vez mas para sostener el esfuerzo de los misioneros. La basílica erigida en su honor sobre la colina que domina la ciudad de Lisieux fue construida en un tiempo récord gracias a las ofrendas llegadas del mundo entero. Comenzada en 1929, estaba, en lo esencial, terminada para 1937. Tres meses antes de morir, Teresa había previsto que ella pasaría su cielo haciendo el bien en la tierra, y haciendo caer una "lluvia de rosas", así como lo dijo un día. Su presentimiento se realizó. Muy poco después de su muerte, curaciones y conversiones en gran numero fueron obtenidas gracias a su intercesión.
Nota del traductor: Santa Teresa del Niño Jesús y del Santo Rostro, su nombre completo de religiosa, fue canonizada en 1925 por el Papa Pío XI y declarada segunda patrona de Francia en 1944 – durante la batalla de Normandía – por el Papa Pío XII. El 19 de octubre de 1997, en la plaza San Pedro de Roma, el Papa Juan Pablo II la proclamó "Doctora de la Iglesia". Un titulo reservado a quienes han comprendido particularmente bien y valorado el mensaje del Evangelio. Es la mas joven de los 33 "doctores". El Papa Pío X dijo de Teresa que ella es "la santa más grande de los tiempos modernos".
Teresa nos dice, en su obra "Historia de un Alma" que el éxito de una vida no consiste en la importancia, ni en el éxito de las obras que habremos realizado sino en el valor del amor con el que nos habremos entregado a todas esas actividades. A los ojos del mundo la pequeña carmelita de Lisieux no hizo gran cosa en el interior de los muros de su pequeño monasterio de provincia (¡una hectárea de superficie!). Sin embargo ella puso mucho amor en hacer los servicios que se le pedían : barrer las celdas, confección de imágenes, composición de poemas, redacción de sus recuerdos de infancia, etc. En vez de ponerse triste por no entregarse a actividades más brillantes, Teresa se maravillaba pensando que el Señor se complacía en recibir día tras día, segundo tras segundo, todos sus actos de amor. Ella deseaba ser, en la Iglesia, aquella que ama mucho. "¡En el Corazón de la Iglesia, mi Madre, yo seré el Amor!" escribió un año antes de morir.
Santa Teresa de Avila, corazón incorrupto
Santa Teresa de Avila
Santa Teresa de Avila, brazo incorrupto
Santa Teresa de Avila. (Imágen © www.oremosjuntos.com)
De su rara belleza nos da una descripción gallarda Sor Maria de San José. Dice: "Era esta santa de mediana estatura, antes grande que pequeña. Tuvo en su mocedad fama de muy hermosa y hasta su última edad mostraba serlo. Era un rostró no nada común, sino estraordinario, y de suerte que no se puede decir redondo ni aguileño; los tercios de él iguales, la frente ancha e igual y muy hermosa; las cejas de color rubio oscuro, con poca semejanza de negro, anchas y algo arqueadas; los ojos vivos, negros y redondos, no muy grandes, más bien puestos La nariz redonda y en derecho de los lagrimales para arriba, disminuidas hasta igualar con las cejas, formando un apacible entrecejo...
Era gruesa más que flaca, y en todo bien proporcionada; tenía muy lindas manos, aunque pequeñas; en el rostro, al lado izquierdo, tres lunares... en derecho unos de otros, comenzando desde abajo de la boca el que mayor y otro entre la boca y la nariz y el último en la nariz, más cerca de abajo que de arriba. Era en todo perfecta"
Beato Santiago Alberione, Incorrupto
Beato Santiago Alberione
Consciente de la importancia de la tecnología y los nuevos sistemas de comunicación, vincula su vida al servicio de la labor evangelizadora a través de estos medios. Creó una comunidad religiosa, la Sociedad Bíblica Católica Internacional, dedicada a la impresión de periódicos, revistas, libros, etc. con la intención de difundir la doctrina católica. Fue el impulsor de varias ediciones de la Biblia para todos los públicos.

   El 26 de noviembre de 1971, a la edad de 87 años, y tras haber recibido la visita del Papa Pío VI, muere tras pronunciar sus últimas palabras: «Muero... rezo por todos, ¡Paraíso!» El 27 de abril de 2003, el Papa Juan Pablo II lo nombra beato.
El Colegio de Cardenales de la Santa Sede lo nombró Patrón de Internet.
Venerable Fray Mamerto Esquiú
(1826 †1883)
Fiesta: 10 de enero

Venerable Fray Mamerto de la Ascensión Esquiú nació el 11 de mayo de 1826 en la localidad de Piedra Blanca en la provincia de Catamarca, hijo de Santiago Esquiú y María de las Nieves Medina. Su madre Se le impuso el nombre de Mamerto de la Ascensión, en homenaje al día en que nació: San Mamerto y el misterio de la Ascensión del Señor, que ese año había caído el mismo día. Desde los cinco años comenzó a usar, por intermedio de su madre, el hábito franciscano que no lo abandonó en toda su vida, como promesa de su delicado estado de salud.

Ingresó al noviciado del convento franciscano catamarqueño el 31 de mayo de 1836 y al cumplir 17 años se ordenó sacerdote celebrando su primera Misa el 15 de mayo de 1849. Se dedicó fervientemente a la educación siendo maestro de niños y catedrático en el Convento a lo cual dedicó mucho entusiasmo además de fervorosas homilías. Luego de la cruenta Guerra Civil, el 9 de julio de 1853 predicó su famoso Sermón de la Constitución, donde pidió concordia y unión para los argentinos, alcanzando trascendencia nacional. En este discurso Esquiú dejó asentadas muchas verdades, enseñanzas luminosas y una doctrina jurídica y sociológica sólida. En otro discurso que pronunció al año siguiente que es su complemento, con motivo de la instalación de las autoridades nacionales, todo un trabajo de sociología cristiana y hasta de historia política.
Allí descansan los restos de Fray Mamerto Esquiú, que fue uno de los oradores más importantes de la Constitución de 1853; los de Deán Funes, que fue el primer Deán de la Catedral y el primer Rector de la Universidad y también se hallan los restos del Gral. José María Paz y de su esposa Margarita Wilde.
Santa Lucía de Narni
(1476 †1976)
Fiesta: 16 de noviembre

Nació en Narni en 1476 y murió en Ferrara en 1544.
Desde los 12 años, cuando empezaba a notar los efectos de su preadolescencia, se entregó al Señor con su voto de virginidad. Su familia quería que se casara. Y así lo hizo para no llevarle la contra ni hacerles sufrir.Pero después de un breve período de vida matrimonial, se separó del marido.Este se convertiría con el tiempo en hermano franciscano.

En 1494 entró en la tercera orden dominica en Narni. Fue a Roma y después a Viterbo en donde el 24 de febrero de 1496 tuvo ya los estigmas, que el mismo Papa atestiguó y verificó.

Y no solamente él sino también médicos y teólogos.
El duque de Ferrara, una vez que conoció la santidad de Lucía, le pidió que fuera su consejera y le construyó un monasterio, el de santa Catalina de Siena dedicado a la educación de la juventud.

En los últimos años de su vida conoció el desprecio de las jóvenes y la humillación. Pero – como es propio de los santos y santas – fue rica en amor y en fidelidad aún en los momentos más duros de su existencia. Todo lo aceptó con la mayor sencillez y humildad el mundo.
Venerable Fray Mamerto Esquiú
Fray Mamerto Esquiú fue consagrado obispo de Córdoba el día 12 de diciembre de 1880, y tomó posesión de su sede episcopal el día 16 de enero del año siguiente aunque siempre creyó no corresponderle la dignidad episcopal. Fray Mamerto Esquiú murió el 10 de enero de 1883 en la localidad catamarqueña de El Suncho. Mientras sus restos mortales descansan en la catedral de Córdoba, el corazón "incorrupto" del religioso permanece en el convento franciscano de Catamarca.
Aquí descansan los restos de Fray Mamerto Esquiú
Corazón incorrupto de Fray Mamerto Esquiú
Corazón incorrupto de Fray Mamerto Esquiú
Fue declarado Siervo de Dios en 2005 y Venerable en el 2006, su causa de beatificación sigue avanzando.
Sus últimos días...

El 28 de diciembre de 1882 Fray Mamerto abandona Córdoba para dirigirse a La Rioja donde sed había suscitado un litigio con el gobierno provincial, a causa de un nuevo cementerio y del reglamento civil que se le había dado, en franca pugna con las normas en vigencia que hacían depender a los cementerios de la administración eclesiástica. El 31 de diciembre llegó a destino.

En su breve estadía administró los sacramentos, realizó prédicas, arregló los problemas pendientes con la Vicaría, conversó con sus curas, etc. Después de sus gestiones, el 8 de enero de 1883 se alejaba de La Rioja.
En el transcurso de su viaje de regreso comenzó a sentirse indispuesto sin lograr una mejoría. Y fue así que el día de 10 de enero de 1883 moría Fray Mamerto de la Ascención Esquiú y Medina.

Luego de 2 días de sepultura, el gobierno nacional ordenó desenterrarlo y enviarlo a Córdoba donde se practicó la autopsia del cadáver. Llamó la atención la incorruptibilidad del corazón, que fue extraído y colocado en un recipiente con alcohol para enviarlo al Museo de ciencias naturales de Buenos Aires, que no llegó a concretarse debido al reclamo de uno de sus hermanos.

Una vez recuperado el corazón de Fray Mamerto por su hermano, pasó por Catamarca hospedándose en el Convento de San Francisco, en donde los frailes le suplicaron lo dejara ahí, donde el Fray se iniciara en su vida franciscana. Es así como en la actualidad el corazón de Fray Mamerto Esquiú se encuentra en el convento una urna de vidrio.
Santa Lucía de Narni
Santa Lucía de Narni, la urna está en el altar
La dulzura del aroma sobre el cuerpo de Santa Lucía de Narni se quedaba en todos los objetos con que reverentemente tocaron la reliquia durante su exposición durante cuatro años después de su muerte. El olor que frecuentemente se notaba alrededor de Santa Teresa durante su vida, fué notado también por las hermanas de su convento en Alba de Tormes durante la última exhumación de su cuerpo en 1914, más de trescientos años después de su muerte.
Beata Paula Gambara de Costa
Beata Paula Gambara de Costa, incorrupta
Urna que contiene el santo cuerpo incorrupto de la Santa Paula Isabel Cerioli, que se conserva en la Iglesia de la Sagrada Familia
Beata Paula Gambara de Costa
(1463 †1515)
Fiesta: 24 de enero

Nace en Brescia (Italia), de la noble familia de los Gambara, en la segunda mitad del siglo XV, y es educada esmeradamente por sus padres, saliendo la joven inclinada a la piedad y las buenas obras.

Pero a los 16 años contrae matrimonio con Luis Costa, conde de Bema, persona muy mundana y aficionada a los placeres y diversiones. Paula, joven e inexperta, se deja arrastrar por su esposo a una vida similar, enfriándose en ella la vida de piedad que había llevado antes de su matrimonio. Pero la providencia divina dispone que pasara por Brescia el Beato Ángel de Clavasio que con su predicación y el ejemplo de su vida franciscana arrastraba a muchas almas a un tenor de vida más acorde con la condición cristiana. Paula quedó impactada por su palabra y se puso bajo su dirección espiritual, aconsejándola el director que se adscribiese a la Tercera Orden franciscana y realizase los ejercicios de devoción y caridad propios de ella. Así lo hace Paula y se entrega con gran fervor a la oración, la mortificación y las obras de misericordia, socorriendo a los pobres en sus casas y visitando los hospitales, consolando a los tristes y ayudando a los más necesitados.

Su marido no comprende ni participa de los nuevos sentimientos de su esposa, la cual se ve increpada, maltratada y vejada por el esposo; pero ella lo lleva en silencio y ofrece a Dios su calvario. Para colmo, la servidumbre de la casa, visto el trato que le da el conde, deja de tenerle el respeto que le era debido. También esto lo lleva Paula con entera resignación.
Santa Paula Isabel Cerioli
(1816 †1865)
Fiesta: 24 de diciembre

Nació en Soncino, provincia de Cremona (Italia), el 28 de enero de 1816, en el seno de la noble y rica familia Cerioli. La bautizaron con el nombre de Costanza. Desde su más tierna infancia aprendió la severa lección del sufrimiento, pues su cuerpo era frágil y enfermizo. Estaba dotada de grandes virtudes espirituales, que su madre, con su sensibilidad, supo desarrollar. En especial le infundió la solicitud por la miseria, tan extendida entre la gente de los campos de Soncino.

De los diez a los dieciséis años fue enviada a estudiar al colegio de las Religiosas de la Visitación, de Alzano, en el que ya estaba su hermana Cecilia y donde destacó por su bondad y por la diligencia en el estudio. En el sufrimiento y en la soledad aprendió pronto a poner su confianza en Dios.

A los diecinueve años, el 30 de abril de 1835, en un matrimonio arreglado por sus padres, que ella aceptó como voluntad de Dios, se casó con un hombre de cincuenta y ocho años, Gaetano Buzzecchi, heredero de los condes Tassis. En las difíciles relaciones con su marido, enfermo y espiritualmente alejado, Costanza fue siempre generosa, paciente y dócil. Tuvieron cuatro hijos, tres de los cuales murieron casi al nacer, y el cuarto, Carlo, a los dieciséis años. Su deseo de maternidad había guiado y sostenido su ardua experiencia matrimonial. Al perder a sus tres hijos pequeños, dedicó todo su cariño al único que había sobrevivido. En esta relación puso en juego toda la original riqueza de su método educativo, que le serviría más adelante como instrumento valioso para su apostolado.

Pero el ejemplo de paciencia y humildad de Paula cala en el ánimo de su esposo, el cual termina pensando que la vida de su esposa es más acorde con la recta conciencia que la suya propia, y un día reconoce su error y se une al estilo de vida de Paula, a la que le permite vestir incluso en la calle el hábito franciscano. Y así, en santa armonía, pasan unos años hasta que el Señor llama a sí al conde Luis. Paula se entrega entonces por completo a la meditación y a las buenas obras, llevando una vida ejemplar que edifica a toda Binaco, la población donde vive y donde tuvo lugar su santa muerte el 24 de enero del año 1515. El papa Gregorio XVI confirmó su culto inmemorial el 14 de agosto de 1845.
Con esta luz se dedicó a buscar el sentido de lo que le había acontecido y lo que Dios quería de ella. Y encontró su camino en el servicio desinteresado y generoso a los niños pobres.
Comenzó abriendo su rico palacio de Comonte a dos niñas huérfanas. Poco a poco fue aumentando el número de los niños abandonados que acogía y atendía, así como el de personas a las que encargaba de su formación y asistencia. La congregación de las Religiosas de la Sagrada Familia comenzó formalmente el 8 de diciembre de 1857, en Soncino, con la profesión religiosa de la fundadora, que cambió el nombre de Costanza por el de Paula Isabel. Pocos años después, el 4 de noviembre de 1863, puso las bases de la rama masculina, los Hermanos de la Sagrada Familia, que se dedican al trabajo y al apostolado en el campo.
Escribió personalmente las Constituciones de ambos institutos, que fueron aprobadas por el obispo de Bérgamo. Ella misma explica la vocación y el carisma de su congregación:  "La humildad, la sencillez, el amor al trabajo, a imitación de la Sagrada Familia de Nazaret, formarán el espíritu propio de este instituto". En el centro de su espiritualidad está la caridad, subrayando una profunda relación personal con Dios. Consumó su débil salud en la asistencia caritativa y en la actividad religiosa.

Murió en Comonte, el 24 de diciembre de 1865, a los 49 años.
Fue beatificada el 19 de marzo de 1950 por el Papa Pío XII.
Finalmente, el 16 de mayo de 2004 fue canonizada por el Papa Juan Pablo II.
Santa Paula Isabel Cerioli
Dios le pidió también el sacrificio de su hijo Carlo, el cual se vio afectado por una grave enfermedad. A pesar de intentar curarlo con todos los medios posibles, poco después falleció. Sin embargo, antes de morir, le dijo estas palabras proféticas:  "Mamá, no llores por mi próxima muerte, porque Dios te dará otros muchos hijos". Ella, meditando en la maternidad universal de la Virgen de los Dolores, comprendió que las palabras de su hijo Carlo se realizarían en una maternidad espiritual  con respecto a los necesitados y los enfermos, especialmente los niños solos y abandonados. Pocos meses después de la dolorosa muerte del último de sus hijos, quedó viuda, a la edad de treinta y ocho años -su marido murió el 25 de diciembre de 1854-, única heredera de un ingente patrimonio. Entonces, entró en una crisis existencial, en la que sólo la sostuvo la fuerza de la fe y la ayuda espiritual de dos obispos de Bérgamo.
Urna que contiene el santo cuerpo incorrupto de la Santa Paula Isabel Cerioli, que se conserva en la Iglesia de la Sagrada Familia
Urna que contiene el santo cuerpo incorrupto de la Santa Paula Isabel Cerioli, que se conserva en la Iglesia de la Sagrada Familia
Santa María Goretti. Cuerpo Incorrupto
El cuerpo de Santa María Goretti fue enterrado y se conserva en la Iglesia de Nuestra Señora de la Divina Misericordia en Nettuno (Italia), en donde se puede apreciar dentro de una urna de cristal. El cuerpo incorrupto de ella es absolutamente hermoso.
Venerable María Crescencia Pérez