Papa, San Benedicto II
81 -San Benedicto II: Roma; Junio 26, 684 - Mayo 8, 685. Nació en Roma. Elegido el 26. VI.684, murió el 8.V.685. Restableció la inmunidad de asilo que las sectas en lucha no respetaban matando a sus adversarios. Logró desligar a la Iglesia del poder del Emperador que había sido introducido por Justiniano.
S. BENEDICTO II (684-685) Nació en Roma, en el seno de la potente familia Savelli. Gozaba de tanta estima por parte del emperador Constantino IV, que éste le dejó que adoptara a sus dos hijos Justiniano y Heraclio.

El mismo emperador concedió a la Iglesia y al pueblo de Roma mayor autonomía, concediéndoles el derecho a elegir al papa sin la obligación de someter el nombramiento a la aprobación imperial, como por lo contrario estableciera Justiniano. Esta labor fue delegada en el exarca de Rávena. Muy probablemente fue Benedicto quien convenció a Constantino a introducir esta modificación.
Biografías de Los Papas, en el "Grupo Vidas Santas"
Anterior Papa !
Siguiente Papa !
Papa, San Benedicto II
Papa, San Benedicto II
Legado de San Benedicto II:
Desligó a la iglesia del poder que le imponía el Emperador Justiniano
La fecha de su nacimiento es desconocida; murió el 8 de mayo del año 685; era romano y su padre se llamaba Juan. De joven fue enviado a una escuela de canto, se distinguió por sus conocimientos de las escrituras y destacó mucho en el canto, como sacerdote fue muy conocido por su humildad, amor por los pobres, y generosidad. Fue elegido Papa el 26 de junio del año 684, luego de un período de más de once meses. Para abreviar la vacante de la Santa Sede que seguía a la muerte de los papas, él obtuvo del Emperador Constantino Pogonato un decreto que al mismo tiempo que abolía la confirmación imperial, la traspasaba al exarca en Italia [cf. "Liber Diurnus RR. PP., ed. Sickel (Vienna, 1889), y Duchesne´s criticism, "Le Liber Diurnus" (Paris, 1891)]. El Emperador Constantino le envío un bucle del cabello de sus dos hijos y de esta forma fueron adoptados por el Papa Benedicto II. Con el fin de ayudar a suprimir el Monotelísmo* él procuro obtener el sometimiento de los obispos españoles a los decretos del Sexto Concilio General (ver ep. in P.L., XCVI, 423) y lograr la sumisión de Macario antiguo obispo de Antioquía. Él fue uno de los papas que favoreció la causa de San Wilfredo de York (Eddius, "Vita Wilfridi", ed. Raine in "Historians of York", I, 62 sqq. Cf. Raine, "Lives of the Archbishops of York", I 55 sqq). Él restauró muchas de las iglesias de Roma restituyó al clero y es recordado por el cuidado de los pobres, los sacristanes laicos fueron beneficiados con su generosidad. Fue enterrado en San Pedro.

La fuente más importante para conocer la historia de los nueve primeros Papas que usaron el nombre de Benedicto, son los datos biográficos que aparecen en el Liber Pontificalis, en la más conocida edición de Duchesne, el Liber Pontificalis ( París 1886 - 92 ) y la última obra de Mommsen, Gesta Pontif.Roman ( hasta el final de el reinado de Constantino, Berlín, 1898 ) Jaffé, Regesta Pont.Rom.( 2d ed.,Leipzig, 1885 ) dando un resumen de las cartas de cada Papa, mencionando dónde pueden ser leidas más detenidamente. Más información acerca de estos Papas, puede ser encontrada en una más amplia Historia de la Iglesia o en una Historia de la ciudad de Roma. Los más completos relatos en Inglés, pueden ser leídos en Mann, Vidas de los Papas en la temprana edad media ( Londres, 1902, en varios pasajes )
San Benedicto II, papa fue consagrado sumo pontífice el año 855. Sucedióa León IV. Tuvo que resistir el ataque del antipapa, que entró en Roma, ocupó por la fuerza el palacio de Latrán e hizo prisionero a Benedicto II. Pero el pueblo le fue fiel, con lo que el antipapa tuvo que retirarse. Benedicto fue generoso con su adversario y le levantó la excomunión que le impusiera el anterior papa, León IV. Serenó a la iglesia de Francia, que andaba dividida por los vaivenes políticos en perjuicio del pueblo. Tuvo que actuar de árbitro en la destitución de Gregorio, obispo de Siracusa, a petición del patriarca y del Sínodo de Constantinopla. Recibió la visita del rey anglosajón Etelulfo con su hijo Alfredo, que le donaron una corona de oro y un legado de 300 marcos anuales de oro. Restauró varias iglesias en Roma, destruidas por las incursiones de los sarracenos. Fue enterrado junto a la puerta principal de San Pedro.
Era natural de Roma, y criado desde su infancia en el servicio de la Iglesia, estaba muy versado en las Santas Escrituras y en el canto o música eclesiástica, de que era devoto aficionado. Cantar continuamente las alabanzas de Dios en la tierra es una especie de noviciado para la bienaventuranza  de los cielos, una ocupación de la más dulce y más gustosa para un alma que ama a Dios, verdaderamente como él.

   Benedicto fue siempre humilde, manso, paciente, mortificado, amante de la pobreza y generosísimo para el pobre. Ordenado de presbítero, tomó parte en el gobierno de la Iglesia romana en los pontificados de Agatón y León II, y acaecida la muerte de este último el año 683, fue electo Papa, pero siendo necesario obtener el consentimiento del emperador, por esta razón la silla apostólica estuvo vacante cerca de un año, y Benedicto no fue consagrado hasta el día 26 de junio del año 684.

   Y su virtud mereció tanta consideración del emperador Constantino Pogonato, que consiguió de este una ley, por la cual se autorizaba consagrar al Papa luego de ser elegido. Constantino era un príncipe muy religioso y católico, que reinó 17 años con gloria grande, y concurrió con el Papa Agatón a la convocación del Concilio Sexto general de Constantinopla en el año 680, y el Papa Leon II envió a España los decretos de este sínodo. Muerto éste, Benedicto II prosiguió el mismo negocio, y los onispos de España en un concilio que celebraron en Toledo aprobaron y recibieron la definición publicada por el citado sexto Concilio general.

   Despacharon estos al Papa una copia de su confesión de fe con sus firmas al pie, no obstante el Papa Benedicto observó en ellas ciertas expresiones oscuras, de que pidió una explicación más clara. Para este intento fue convocado el décimoquinto concilio Toledano, en que fue explicado aquél punto, y aquellas expresiones delcaradas en un sentido enteramente católico.

   El Papa Benedicto II trabajó mucho en la conversión de los herejes, y en la reparación y adorno de las Iglesias; no completó once meses en el pontificado, pero llenó este corto tiempo de buenas obras. Murió a los 7 días del mes de mayo del año 685, y fue sepultado en la Iglesia de San Pedro.
Papa, San Benedicto II
Papa, San Benedicto II
Papa, San Benedicto II
Papa, San Benedicto II
Papa, San Benedicto II, (estampa de 1903)
Papa, San Benedicto II
Los 16 Papas llamados Benedito!