-San Higinio, Papa y mártir, Roma, 142. Fue griego de nación, natural de Atenas, hijo de un filósofo, cuyo nombre y genealogía se ignora, quien por su eminente y recomendables prendas ascendió a la cátedra apostólica por muerte de San Telésforo, hacia la mitad del siglo II, en el reinado del emperador Antonino Pío.   En tiempo de su pontificado fueron muchas y graves las calamidades del mundo, y con especialidad del Imperio romano; y atribuyendo los gentiles estos males y castigos a la divina Justicia, a los vicios y delitos de los cristianos; no menos cruel que la persecución de los paganos fue la que sobrevino a la Iglesia en la época de este Papa por la malignidad de los herejes, que no perdonaban medio alguno para corromper la pureza de la fe y la santidad de las costumbres. Casi todos los enemigos declarados de Jesucristo habían concurrido a Roma con la perversa intención de envenenar la fuente de matriz de la doctrina evangélica, con singular atractivo y cultos modales hacía grandes progresos en su secta, engañando al vulgo con su doctrina afectación de reforma y una muy bien estudiada exterioridad de virtud. Hacía mucho tiempo que suspiraba nuestro Santo por la corona del martirio. Aquel ardiente celo que mostraba en todas sus acciones y providencias por dilatar el reino de Jesucristo, y consevar en su pureza el Sagrado Depósito de la Fe, le hacía acreedor a este favor del cielo; el cual logró con efecto en la persecución de Antonio Pío a los 11 de enero del año 140, después de haber gobernado la nave de la Iglesia cuatro años, tres meses y ocho días, sufriendo infinitos trabajos y fatigas por la defensa de la religión cristiana; y su cuerpo fue sepultado inmediato al Príncipe de los Apóstoles.

-San Teodosio Cenobierca, en Márisa, villa de Capadocia, 529.  Nació en Turquía en el año de 423. Sus padres lo acostumbraban desde jovencito a leer cada día con atención una página de la Sagrada Escritura, lo cual le sirvió muchísimo para llegar a la santidad. Al leer en el Génesis que Abraham agradó a Dios al dejar su patria y su familia para irse a la Tierra Santa a servir al verdadero Dios, dispuso hacer él otro tanto, y dejando sus grandes riquezas y su familia, se fue a Jerusalén. Fue a visitar a San Simeón el Estilita, el cual le anunció muchas de las cosas que le iban a suceder durante su vida y le dio consejos para saber comportarse bien. Murió a los 105 años, en el año 529. Después de peregrinar a Jerusalén, Belén y Nazaret, se dedicó a vivir como un religioso. Pero, el temor de vivir sin un director espiritual, quedo expuesto en graves equivocaciones, se quedo cerca de Belén, donde vivía el más sabio director de religiosos de esas regiones, el abad Longinos. Vinieron jóvenes a pedirle ser religiosos. El recibía a los que demostraban estar dispuestos sinceramente a hacer penitencia y convertirse. Los monasterios dirigidos por el eran como una ciudad de santos en el desierto. El silencio era perfecto. Todos estaban obligados a dedicar varias horas del día a trabajos manuales para conseguir lo necesario para alimentar a tanta gente. También obtenía milagros de Dios. Una vez una mujer que tenía un tumor maligno incurable, tocó con fe el manto de Teodosio y quedó curada instantáneamente. Teodosio se enfermó de una afección dolorosísima. Cuando se sentía morir mandó reunir junto a sus religiosos y les recomendó vivir del bien que cada día estuvieran prontos para presentarse ante el Juicio de Dios. Y anunció varios hechos que sucedieron después. Murió a los 105 años, en el año 529. De él se pudo decir lo que la S. Biblia afirma de Moisés: "Conservó su robustez y vigor hasta la más avanzada ancianidad".

-San Palemón, abad de la Tebaida y maestro de San Pacomio, 330. Su época era de los desiertos, con celdas solitarias bajo el azul negruzco de los cielos inmensos. Se hizo santo escuchando a nuestro Dios, hablando con Él en el enorme silencio de los descampados. Los ermitaños evocaban aquella incomparable tarde de la creación cuando el sol se alejaba de la tierra por vez primera, mientras los campos no tenían hombres que los labrasen. Dios aún no acostumbraba a pasear por el paraíso palpando la brisa del atardecer. Los ascetas en las tardes emocionadas retañendo los campaniles y entonando rezos armoniosos llenaban las horas del crepúsculo. Para domar su carne y hacer penitencia, algunos permanecían de pie en oración durante la noche. Era frecuente en el monasterio de Palemón utilizar las hojas de palmera para saciar el hambre provocada por los ayunos. Había quien prefería hojas de col. Para que el diablo no pudiera mezclarse en estas mortificaciones y combatir así el orgullo, Palemón comía algunos de estos elementales alimentos. De esta manera no se singularizaba tanto. Palemón siempre acudía a Pacomio, que era el abad de aquel monasterio, porque en los asuntos ascéticos se camina más velozmente dirigido por un experto guía espiritual. Cuando el monje obedece, las sombras y las luces separan por completo sus propios campos. Como la sencillez de su vida fue la admirable muerte de este monje, que empezó sus caminos santos como ermitaño. En el cielo las estrellas le dejaron paso para habitar con el Señor de los bienaventurados.

-Santo Tomás, franciscano, Cori, en Italia, 1729. Fue uno de esos hombres listos que se subió al carro de la reforma de la Orden franciscana en el siglo XVII. Había nacido en Cori el 4 de junio de 1655. Le llamaron Tomás. Quedó al cargo de su hermana menor, cuando tenía catorce años, por la muerte de sus padres. Como tantos chicos de su edad, se comenzó a ganar la vida siendo pastor. Hasta que las hermanas se casaron no pudo poner por obra el deseo que llevaba rondando por su cabeza desde hacía tiempo: ser uno más de los frailes franciscanos que conocía de Cori. Solicitó vestir el hábito; lo mandaron a Orvieto donde estudió y se ordenó sacerdote en 1683, quedando allí como ayudante del maestro de novicios. No era un fraile que rezara mucho; fue más bien un fraile que no interrumpía la oración; de modo especial, demostraba una admirable devoción a la Eucaristía, tanto en la celebración de la misa como en las largas y silenciosas vigilias pasadas adorando al Santísimo Sacramento. Esta nota común a tantos santos no tendría relieve especial si no se añadiera su fidelidad perseverante, a pesar de una extraordinaria sequedad y ausencia de consuelos sensibles por más de cuarenta años, y que esto no fuera obstáculo para mantenerse sereno, logrando la unidad de vida en medio de todas las actividades que desarrollaba. Con bastante frecuencia tuvo que soportar la incomprensión de sus hermanos religiosos ante la radicalidad de vivir el genuino espíritu franciscano, hasta llegar al extremo de verse en algunas ocasiones tan solo como la una para atender todas las necesidades del convento. En estas situaciones vivió la más exquisita caridad como se desprende de su abundante epistolario. Murió el 11 de enero de 1729. Fue canonizado por el papa Juan Pablo II el 21 de noviembre de 1999.

-San David I, Rey de Escocia, 1183. También conocido como San David I o David I "el Santo") (1084 - 24 de mayo, 1153), fue Rey de Escocia desde 1124 hasta su muerte, y el hijo menor de Malcolm Canmore y de Santa Margarita (hermana de Edgar Atheling). Se caso con Maud, hija y heredera de Waltheof, Duque de Northumbria, en 1113 y por ende se convirtió en Duque de Huntingdon. Tras la muerte del Rey Edgardo en 1107, los territorios de la corono Escocesa fueron divididos de acuerdo con los términos de su testamento entre sus dos hermanos, Alejandro y David. Alejandro, junto con la corona, recibió toda Escocia norte de los ríos Forth y Río Clyde, David recibió el distrito del sur con el título de Duque de Cumberland. Tras la muerte de Alejandro en 1124, la corona fue cedida a David fue coronado rey el 27 de abril del mismo año. En 1127, siendo ahora un barón ingles, le juro lealtad a la Emperatriz Matilde de Inglaterra como única heredera de su padre Enrique I de Inglaterra, y cuando el usurpador Esteban de Blois la expulso en 1135 David vindico su causa con armas e invadió el Reino de Inglaterra. Pero Esteban marcho hacia el norte con un gran ejército, con lo cual David hizo paces. Sin embargo, la paz no se mantuvo. Después de una amenazadora invasión en 1137, David marcha hacia Inglaterra en 1138, pero recibió una pequeña derrota en Cutton Moor en la batalla conocida como la Batalla del Estándar. El se devolvió a Carlisle, y no mucho después termino la paz. En 1141 se unió a Matilda en Londres y la acompaño hasta Winchester, pero después de una estrecha escapada de una posible captura, se devolvió a Escocia. Desde ese entonces se mantuvo en su propio reino y se dedico a su reorganización política y eclesiástica. Un devoto siervo de la Iglesia, fundo cinco diócesis y varios monasterios. En política secular, energéticamente adelanto el proceso de feudalismo y la anglinización que sus recientes predecesores habían iniciado. Fundo los Burgos Reales de Edimburgo, Berwick, Roxburgo, Stirling y de pronto también Perth. Murió en Carlisle el 24 de mayo de 1153. David I es reconocido por la Iglesia Católica Romana como Santo, aunque nunca fue formalmente canonizado. Recibió los últimos sacramentos dos días antes, y se la paso rezando hasta su muerte, cuando le pedían que descansara el respondía diciendo "Déjenme pensar en las cosas de Dios para que fortalezcan mi alma en si viaje de este exilio hasta su eterno hogar". Murió el domingo en la madrugada calladamente mientras dormía. Sus restos fueron enterrados en la Abadía de Dunfermline, la cual fue fundada por sus padres, y a la cual ayudo durante su vida, su altar fue venerado hasta los tiempos de la Reforma. Tuvo dos hijos, Malcolm (el cual no se debería confundir con Malcolm IV de Escocia, el sobrino de este Malcolm) y Enrique y dos hijas, Claricia y Hodierna.

-Beato Bernardo Scammacca, dominico, Italia, 1487. Bernardo, antes Antonio, nace en Catania (Sicilia) de familia noble el año mil cuatrocientos treinta. Después de una juventud disipada, postrado por una grave herida recibida en un duelo y movido por la gracia divina, quiso ser inscrito entre los frailes Predicadores el año mil cuatrocientos cincuenta y dos. Se dedicó con ardor y exclusividad a Dios y se esforzó en conformarse a Cristo crucificado, cuya pasión consideraba devotamente, por medio de una caridad ardiente y frutos abundantes de penitencia. Fue esclarecido en la misericordia al prójimo, especialmente con los enfermos y necesitados, para los que procuró la edificación de un hospital, que todavía existe, con la ayuda de sus nobles conciudadanos y que él mismo dirigió en vida. Fue de los primeros religiosos observantes de Santa Zita de Palermo, prior de Santo Domingo en Catania y después en Palermo y finalmente vicario general de los conventos reformados de Sicilia, dando, por consiguiente, una extraordinaria colaboración a la restauración de la vida regular. Fue predicador ardoroso y llevó muchas personas a Dios. De él dijo Tomás Schifaldo: "Hombre bueno, piadoso y modestísimo, escrutador de todas las conciencias." Puso su experiencia al servicio de su ministerio apostólico, mostrándose amorosamente compasivo con los pecadores y dando gracias en su oración por la misericordia divina. Murió en Catania, confirmada su vida con numerosos carismas, el once de enero de mil cuatrocientos ochenta y siete y allí se venera su cuerpo incorrupto. León XII aprobó su culto el ocho de marzo de mil ochocientos veinticinco.

-San Leucio, obispo y confesor, s. II. Todo es legendario en la vida de este santo. Se le presenta como nacido en Alejandría, donde fue educado en el cristianismo, y había realizado toda una serie de prodigios. Habiéndose trasladado a Italia meridional, fue ordenado sacerdote y consiguió numerosas conversiones. Fundó la iglesia de Brindisi, de laque fue primer obispo. Se le atribuye la construcción de una iglesia dedicada a la Virgen María y a San Juan Bautista.   Después de una larga sequía, obtuvo con sus oraciones una lluvia repentina y abundante, cosa que determinó la conversión de un gran número de idólatras. La presencia de su nombre el día11 de enero en el Martirologio Romano, se debe a que un tal Leucio, confesor, figura en esta misma fecha en el Martirologio Jeronimiano.  En los siglos sucesivos, hubo una iglesia en Brindisi dedicada a San Leucio. Después, un reparto de sus reliquias entre Brindisi y Trani.En el siglo IV se consigna, en la vecindad de Roma, una iglesia dedicada a San Lucio y que poseía parte de sus reliquias; éstas fueron robadas y San Gregorio el Grande, consiguió que vinieran otras de Brindisi, como o testifica una de sus cartas.

-Santa Honorata, virgen, Pavía, 500. Hermana del Obispo San Epifanio, hecha prisionera por Odoacro, rescatada por su hermano, vivió y murió en su casa, modelo de toda virtud, en el siglo V. Honorata, la cuarta hermana de Epifanio, obispo de Pavía, vivió en el siglo V. Los nombres simbólicos de las tres primeras eran Especiosa, Luminosa y Liberata.  Epifanio, siendo obispo de Pavía, tuvo que cumplir una misión ante el emperador Antemio y marchó a Roma. A su regreso, consagró a Dios a su hermana más joven, Honorata, confiándola a los cuidados de Luminosa (tal vez otra Luminosa), que vivía en el monasterio de San Vicente de Pavía, fuera de la puerta palatina. Algunos años más tarde, en 476, el rey de los godos, Odoacro, se apoderó de la ciudad y la entregó al pillaje. Luminosa y Honorata se encontraron en el número de las cautivas. Epifanio tuvo que rescatarlas junto con otros muchos prisioneros. Luminosa no tardó en morir y Honorata, que la sobrevivió, pasó los últimos años de su vida, practicando las buenas obras. A su muerte, fue enterrada en la iglesia de San Vicente. En el siglo IX, con ocasión del traslado de su cuerpo, ocurrieron muchos milagros. El día 11 de enero es el aniversario de esta traslación. El nombre de Honorata figura en esta fecha en el Martirologio Romano; un nombre igual se encuentra también el día 17 de abril.

-San Salvio, obispo y mártir, Amiéns. Salvio, que fue famoso por sus milagros, sucedió a Ado en la sede de Amiens, durante el reinado de Teodorico II. Sus reliquias fueron primeramente veneradas en la abadía benedictina de su nombres, en Montreuil de Picardía, a donde habían sido trasladas de la catedral de Amiens, algunos años después de su muerte. Estos datos provienen de una vida anónima, sin ningún valor crítico, que como lo demuestra Duchesne, no es más que una copia de la biografía de otro San Salvio de Albi, escrita por Gregorio de Tours. Antiguamente se conservaba en la catedral de Canterbury una reliquia del santo. No hay que confundir a este obispo de Amiens con el San Salvio de Albini, con el santo africano del mismo nombre, en cuya festividad San Agustín pronunció un sermón. El Martirologio Romano pone a nuestro santo en la lista de los mártires, pero no hay ninguna razón para hacerlo así, como lo demostró hace casi tres siglos el P. Bolando.

-Beato William Carter, mártir, Francia, 1584. William Carter nació en el año de mil quinientos cuarenta y nueve en London (Inglaterra, Reino Unido) laico del vicariato apostólico de Inglaterra, muere asesinado en la guerra de Inglaterra y Wales el once de enero de mil quinientos ochenta y cuatro en Tyburn, London (Inglaterra, Reino Unido) a los 35 años de edad, cuando fue presentado su proceso de beatificación, la Congregación para Las Causas de los Santos le dio como número de protocolo el cuatrocientos setenta y seis, Su Santidad el Papa Juan Pablo II aprobó la heroicidad de sus virtudes y lo declaró "Venerable" el diez de noviembre de mil novecientos ochenta y seis, terminado de aprobar su martirio, al año siguiente lo beatificó el veintidós de noviembre de mil novecientos ochenta y siete junto con otros ochenta y cuatro compañeros mártires de Inglaterra, Wales y Escotland. Se desconoce al agente de su causa de beatificación.

-Santos Agente, Donato, Agustín, Salvio, Félix, Floro, Gemino, Pace, Pansalino, Eugenio, Esteban, Filón, Felicidad, Ciriaco, Ebiciaro, Castelo y Morosito, mártires, que según el calendario hieronimiano murieron en España.

-Beato Francisco Rogaczewski, Sacerdote y mártir, (1892-1940) Nació en Lipanki en 1892 y fue martirizado durante la ocupación nazi. Fue asignado cura de la parroquia Cristo Rey. Pastor estimado, buscado como confesor. Lo arrestaron por ser sacerdote católico el 1º de septiembre de 1939, debiendo sufrir prolongadas torturas, hasta que fue finalmente fusilado el 11 de enero de 1940.
Forma parte de los 108 mártires polacos de la Segunda Guerra Mundial beatificados por el Papa Juan Pablo II, en 1999.

-San Martín de León, canónigo regular de la Colegiata de San Isidoro. Nos quedan de él numerosos sermones y opusculos teológicos y ascéticos, s. XII.

-San Paulino de Aquilea, obispo, († 802) patriarca de Aquilea, escritor de teología y ascética. Paulino era pastor y cuidaba rebaños al pie de los Alpes. Con el correr de los años, fue adquiriendo gran cultura. En la corte de Carlomagno maravillaba a todos por su ciencia, su piedad y su amable trato. Aunque hubiera preferido quedarse en la corte, cuando fue nombrado obispo de Azulea, tierra fronteriza de bárbaros, obedeció y se metió al fragor de la actividad pastoral entre paganos, y convirtió a multitudes de ellos. Falleció en el año 802.

-San Vital de Gaza, que vivió en Alejandría a principios del s. VII, dedicado a convertir las mujeres de mala vida. Etimológicamente significa “vitalista, lleno de vida”. Viene de la lengua latina.
No hay edad para convertirse a la vida que anuncia el Evangelio. Nunca es tarde si la dicha es buena. Y la fe, en verdad, es una de las dichas mejores que Dios da a quienes libremente la aceptan.
Vital tenía nada menos que sesenta años cuando descubrió la riqueza del Evangelio de Jesús de Nazaret.
Se dio cuenta de que Dios invita a las "mujeres de mala vida" a que entren en su reino. El vivía tranquilo como ermitaño en su ermita de Gaza en Palestina, tan actual en nuestros días por motivos políticos y bélicos, no por cuestiones religiosas.
Dejó su vida apacible y se marchó a Alejandría, célebre por su barrio chino al lado del puerto. Allí se construyó su ermita. Se dedicó a hacer dos cosas importantes: una, pedir limosna de puerta en puerta; otra fue la dedicación completa al mundo de la prostitución. Estas mujeres le tomaron en seguida un gran afecto, y entablaron con él una seria amistad porque estimaban en mucho sus palabras y sus sanos juicios acerca de sus vidas.
A pesar de ser un trabajo difícil, tenía las puertas de su ermita abierta para que fueran a hablar con él cuando quisieran. Les hablaba de la felicidad que da la honestidad de costumbres.
Gracias a sus palabras y al amor sincero y puro que les tenía, además de ser su paño de lágrimas, muchas se convertían y dejaban su mala vida. Pero como suele ocurrir, había “beatos y beatas” que veían con malos ojos que se dedicara a este trabajo. Lo denunciaron al obispo y lo encerraron. Las chicas prostitutas pasaban cada noche frente al palacio episcopal gritando y reclamando la libertad de su amigo Vital. El obispo lo comprendió.
Pero días más tarde lo mataron los “beatos o santones cumplidores farisaicos”. Se Celebra enero 11 y abril 22.

-San Alejandro, obispo y mártir, en Fermo, Marca de Ancona.

-San Saliro, mártir, Africa. s. III.

-Santos Pedro, Severo y Lenco, mártires, Alejandría, s. III.

-San Lenco, obispo, Brindis, s. II.

-San Anastasio y sus compañeros, monjes en el Monte de San Silvestre, el antiguo Soracte, 577.

-San Egwino, obispo de Worcester y fundador del monasterio de Ewesham, 717.

-San Aspasio, obispo, Gallia, Francia, s. VI.

-Santa Luminosa, virgen, Pavía.

-Santa Speciosa, virgen, Pavía.

-San Tipasio, mártir, Tigava.
Ir a Oremos Juntos
Pasar al Santoral...
Grupo "Vidas Santas" †
Mandame un E-Mail
Allan Sillie!!! Gracias por tu Ayuda, desde Venezuela!
Santos y Beatos del día Siguiente!
San Higinio, Papa y Mártir
San Teodosio Cenobierca
San Palemón, Eremita
Santo Tomás de Cori, Franciscano
San David I, Rey de Escocia
Beato Bernardo Scammacca, dominico
San Leucio, obispo y confesor
Santa Honorata, virgen
San Salvio, Obispo
Beato William Carter
Creditos, Fuentes y Agradecimientos. Que hacen posible armar el Santoral lo más completo posible, hemos consultado muchos libros y páginas Web, a todos y cada uno de ellos les dámos "Las Gracias"
Beato Francisco Rogaczewski
San Paulino de Aquilea, obispo
San Vital de Gaza
Buscando ésta Estampa... si la tienes envíamela!!!
Buscando ésta Estampa... si la tienes envíamela!!!
Buscando ésta Estampa... si la tienes envíamela!!!
Buscando ésta Estampa... si la tienes envíamela!!!
Buscando ésta Estampa... si la tienes envíamela!!!
Santos y Beatos del día Anterior!