Ir a Oremos Juntos
Pasar al Santoral...
-San Hilario de Poitiers, obispo y doctor. Nació en Poitiers, en el seno de una ilustre familia. El mismo nos dice que fue educado en la idolatría y hace una narración detallada de como Dios lo llevó al conocimiento de la fe, recibiendo el bautismo a una edad un tanto avanzada. Hacia el año trescientos cincuenta (350), fue elegido Obispo de Poitiers. Después de su elevación al episcopado compuso antes de partir al destierro en Frigia, un comentario sobre el Evangelio de San Mateo, que ha llegado hasta nosotros. Sin embargo, sus principales escritos son sobre el arrianismo. San Hilario amaba la verdad sobre todas las cosas y no escatimaba ningún esfuerzo, ni rehuía alguno por defenderla. Así, San Hilario defendió ardientemente los decretos del Concilio de Nicea, cuando éste se vio amenazado por las intenciones del emperador Constancio quien reunió un concilio de arrianos de Selucia de Isauria, a fin de neutralizarlo. Hilario murió en Poitiers, probablemente en el trescientos sesenta y ocho (368).

-San Potito. mártir, Cerdeña 166.  Las Actas que los bolandistas han presentado sobre este mártir, no inspiran ninguna confianza. En ellas, se presenta a Potito como originario de Cerdeña, convertido al cristianismo, siendo aún niño, y sin que su padre -que era idólatra- lo supiera. Al enterarse éste de la conversión de su hijo, lo metió en la cárcel. Pero Potito, con sus oraciones y enseñanzas consiguió convertirlo. En seguida, no pudiendo resolverse a vivir entre paganos, se refugió en una ciudad que no se ha podido identificar (Valeria o Gárgara). Allí curó la lepra a una mujer de un senador llamado Agatón, y convirtió a toda su familia. La fama de esta conversión llegó hasta Roma. Se mandó traer a Potito, quien libró de un demonio ala hija del emperador; pero esta curación se atribuyó a la magia. Quisieron obligar al joven a que adorara a los dioses del imperio, pero él se rehusó y murió en los tormentos en Roma, o en una ciudad del sur de Italia. Los bolandistas no tienen mejor información sobre la suerte que cupo a las reliquias del mártir. Se dice que habrían sido trasladas de Asculum a Cerdeña con las de San Efisio, cuya fiesta se celebra el día 15 de enero. Todavía se honra a San Potito en Nápoles, donde le han dedicado una iglesia. Los benedictinos, que celebran su oficio en esta iglesia, obtuvieron del Papa Clemente XII un oficio especial en su honor. Los himnos de este oficio han sido editados por los bolandistas. La fiesta del santo mártir no está señalada más que en los martirologios relativamente nuevos, y en diversas fechas del mes de enero. El Martirologio Romano la ha situado el día 13 de enero.

-Santos Hermilo o Ermilo y Estratónico, mártires, Singidón, Misia Superior, hoy Belgrado, 315. La leyenda más difundida sobre estos santos sitúa su martirio en Singidunum, cerca de Belgrado, bajo el emperador Licinio. De Hermilo se dice que era diácono. Fue detenido bajo la acusación de ser cristiano, y enviado a prisión con las mejillas destrozadas. Allí le visitó y consoló un ángel. Conducido después delante del emperador, seis hombres lo azotaron con varas, sin que pareciera sentir dolor alguno. En el tormento, dirigió a Dios una oración, a la que respondió una voz del cielo, prometiéndole el triunfo al cabo de tres días. Mientras entraba en la prisión, entonó el salmo Dominus illuminatio mea, al que hicieron eco unas voces celestiales. Al día siguiente le infligieron nuevos suplicios, durante los cuales no cesaba de cantar su felicidad. Con todos estos prodigios, el carcelero de la prisión, llamado Estratónico, fue ganado para la fe. Denunciado al emperador, fue condenado a los azotes con varas. Encerrado en la prisión, oyó la voz milagrosa que le prometía el triunfo para el día siguiente. Por última vez, Hermilo compareció ante el juez y sufrió nuevos suplicios; al fin, él y Estratónico fueron envueltos en una red y arrojados al río Danubio. Tres días más tarde, los cuerpos fueron encontrados en la orilla del río. Los fieles los recogieron y los depositaron en un lugar que está a dieciocho estadios de Singidunum. Los dos nombres están inscritos en los menologios griegos, el 13 de enero. Estratónico tenía una iglesia en Constantinopla, cuya fundación se atribuye a San Marciano. Entre los latinos se encuentran los dos nombres, inscritos el 13 de enero, en las adiciones de Molano al Martirologio de Ursuardo, y de ahí han pasado al Martirologio Romano.

-San Agricio o Agrecio, Tréveris, 335. La vida de San Agrecio (o Agricio) ha adquirido particular interés en estos últimos años, debido a las discusiones sobre la autenticidad de la "Santa Túnica de Tréveris". Según la vida del santo (se trata de un documento ciertamente no anterior al siglo XI y considerado por los críticos como obra depura imaginación), Aprecio fue primero, Patriarca de Antioquía; después, el Papa San Silvestre, a instancias de la Emperatriz Elena, madre de Constantino, le nombró obispo de Tréveris. Esa región de Alemania, que había sido evangelizada casi dos siglos antes, volvió a caer prácticamente en el paganismo. San Aprecio se dedicó a construir allí iglesias y a establecer relaciones más estrechas con el centro de la cristiandad. Santa Elena le animó en esta tarea y le envió una parte de las preciosas reliquias descubiertas por ella en Tierra Santa. Así llegaron a Tréveris uno de los clavos de la cruz, el cuchillo de la Última Cena, los cuerpos de los santos Lázaro y Marta, y lo que pasaba por ser la túnica inconsútil del Señor. Pero el carácter poco fidedigno de la biografía de San Agrecio, que narra esto, no es un argumento en favor de la autenticidad de los hechos. Por otra parte, la placa de marfil de origen bizantino, que algunos interpretan como una representación de los santos Silvestre y Agrecio transportando en un carro las reliquias a Tréveris, se refiere probablemente a otra translación de reliquias a Constantinopla, bajo el emperador León I (457-474). Se afirma también que San Silvestre concedió a Tréveris, en la persona de San Agrecio, la primacía sobre todos los obispos de la Galia y Germania. Dejando aparte estas ficciones, los únicos datos ciertos que poseemos sobre San Agrecio son que asistió como obispo de Tréveris al Concilio de Arlés, en 314, y que fue sucedido por San Maximino.

-San Máximo o Maximus, + 1320, vivió durante el siglo XIV, en Mt. Athos. Lo vieron como persona insana, pero fueron elogiado más adelante por sus intenciones y esfuerzo. San Maximus descansó en el año 1320.

-Santos Gumersindo y Servideo, mártires, Córdoba, persecución musulmana, 852. Gumersindo o Gómez, originario de Toledo, era todavía un niño cuando viajó a Córdoba con sus padres.
Se hizo clérigo y fue ordenado diácono. Trabajó por formar piadosos maestros para la juventud, junto a la basílica de los santos mártires Fausto, Genaro y Marcial. Una vez ordenado sacerdote, le confiaron el cuidado de una parroquia en el campo, cerca de la ciudad de Córdoba.
Abderramán II, que reinaba y era el dueño de esta ciudad, había permitido a todo musulmán matar, sin mayores formalidades, a cualquier cristiano que hablara mal de Mahoma. Un día en que Gumersindo, acompañado de un monje que se llamaba Servideo, había ido a Córdoba, fue denunciado como cristiano y decapitado por causa de la fe. Lo mismo sucedió a su acompañante. Era el 13 de enero de 852.
Los cuerpos de estos mártires fueron furtivamente sustraídos por los cristianos y sepultados en la iglesia de San Cristóbal. Desde su muerte, fueron objeto de culto y sus nombres e inscritos en el Martirologio Romano el 13 de enero.

-Beato Bernón o Berno, fundador de la abadía de Cluny, 927. Considerando la inmensa influencia de Cluny en el desarrollo de la vida monástica y de la vida religiosa, en general, en la Europa occidental del siglo X al XII, sabemos muy poco de la personalidad de su primer abad. Berno parece haber sido un hombre de buena familia y de cierta riqueza. Fue el fundador de la abadía de Gigny y su primer abad, después de haber reformado como superior el monasterio de Baume-les-Messieurs; por último, el duque Guillermo de Aquitania le escogió como superior del monasterio que había proyectado fundar. San Beno eligió un sitio de Cluny, cerca de Macon, en el centro de Francia. La abadía de Cluny dependió directamente de Roma. En las fundaciones subsiguientes se impuso el principio de la centralización, pero en la época de San Berno no existía un gobierno central en las casas, cuya reforma le había sido confiada. San Berno gobernó de 910 a 927.Tal vez el mayor tributo a su acción fue la devoción personal que le profesó San Odo, quien había sido novicio suyo en Baume y le sucedió en el cargo de abad de Cluny, el año 927. Odo iba a ser el más famoso y enérgico de los abades de dicho monasterio.

-Beato Godofredo, conde de Kappenberg y luego religioso premostratense, 1127. Godofredo, quien murió a los treinta años de edad, pertenece a la categoría de los santos jóvenes que pasaron su vida en la tierra, preparándose para el cielo. Godofredo era conde de Krappenberg y señor de un gran distrito en la diócesis de Münster de Westfalia. Su esposa provenía de una familia tan distinguida como la suya. Bajo la influencia de San Norberto, fundador de los canónigos Premonstratenses, Godofredo decidió convertir su castillo de Kappenberg en monasterio de esa orden, y en seguida persuadió a su mujer y a su hermano para que renunciasen como él al mundo y se hiciesen religiosos bajo la dirección de San Norberto. El suegro de Godofredo le opuso una resistencia muy violenta y aún le amenazó de muerte, pero el beato no dejó por ello de regalar todas sus posesiones a los premonstratenses. Cerca de Kappenberg construyó un convento en el que su esposa y dos de sus hermanas tomaron el velo.  Fundó además varios hospitales y otras instituciones de caridad. Siendo novicio premonstratense, se empleaba en las ocupaciones más humildes y lavaba los pies a los enfermos y peregrinos albergados en el hospital. Aunque había recibido ya las órdenes menores, no vivió el tiempo suficiente para ser ordenado sacerdote. El 13 de enero de 1127 entregó gozosamente su alma a Dios, declarando que no quería vivir un momento más, ni por todo el oro del mundo. Los premonstratenses celebran su fiesta el 16 de enero.

-Santa Verónica de Binasco, virgen agustiniana, Milán, 1499. Verónica nació en Binasco, cerca de Milán, en 1445, era hija de humildes campesinos. A los veintidós años entró al convento agustino de Santa María en Milán, y en él pasó treinta años de vida religiosa en el humilde oficio de Hermana mendicante. Murió el 13 de enero de 1497, y a los diez años de la muerte, León X le concedió el culto privado. Mientras vivió en familia sólo aprendió el duro trabajo campesino; no fue a la escuela, así que cuando entró en eI convento tuvo que luchar bastante para aprender a leer y escribir, pero los resultados fueron escasos. Sin embargo, aprendió la más importante lección de vida ascética, cuando la Virgen le reveló en una visión cuál era el camino a seguir para aprender la ciencia divina que lleva a Dios: 1) La pureza del corazón. 2) La paciencia para con el prójimo, que no nos hace escandalizar de las culpas, sino que nos lleva a orar por los que las cometen. 3) La meditación diaria sobre la Pasión de Jesús. Para que se le grabaran en la memoria estas sencillas pero preciosas nociones, la Virgen se las tradujo no en letras del alfabeto, sino con poético simbolismo de colores: el blanco de la pureza y del amor de Dios, el negro de la paciencia y el rojo de la Pasión. Así, esta humilde monja analfabeta aprendió la sabiduría directamente de la fuente divina. Sin haber abierto ningún libro de teología, y mucho menos un tratado de psicología. Sor Verónica maravillaba a cuantos se le acercaban por la audacia de su doctrina. También tenía una clara intuición de las aflicciones de los demás. Sor Verónica, estaba en contacto permanente con la gente por el oficio que tenía de pedir limosna de puerta en puerta, pero ella daba más de lo que recibía dando a cuantos se le acercaban el pan que alimenta el alma. Por invitación de la Virgen, viajó a Roma a llevarle un mensaje al Papa, Alejandro Vl. El Papa (un gran devoto de la Virgen) la recibió amablemente y la escuchó con atención porque comprendió que se encontraba ante un alma privilegiada. Verónica gozó del don de la profecía y lo usó para preanunciar el día y la hora de su muerte. La profecía se cumplió puntualmente, y sor Verónica expiró serenamente, el 13 de enero de 1497.

-Santa Gláfira, virgen, Amasea, ciudad del Ponto, 324. Grafira, de origen italiano y nacida de padres cristianos, había sido dedicada al servicio de la casa del emperador Licinio. Este, cuñado de Constantino, quiso expulsar del palacio a todos los cristianos, pero, seducido por la belleza de Glafira, le hizo proposiciones deshonestas. Glafira, después de haberlo resistido, hizo saber esta tentativa a la emperatriz Constancia Augusta. Con la ayuda de Constancia, Glafira se disfrazó de hombre y pudo salir del palacio. Fue a ponerse bajo la protección de Basilio, obispo de Amasea del Ponto.
Licinio llegó a saber el lugar donde se escondía Glafira. Furioso, dio órdenes de que trajeran a la muchacha y al obispo, su protector, cargados de cadenas. Pero antes de que esta orden pudiera ser ejecutada, Dios había sacado de este mundo a su fiel servidora. El nombre de Glafira figura en el Martirologio Romano el 13 de enero.

-Santos Domingo Pham Trong Kham, José Pham Trong Ta y Luca Pham Trong Thin, mártires, Vietnam, 1859. Lacios del Vicariato apostólico de Tronkin, casados, miembros de los Laicos Dominicos. Domingo Pham Trong Kham [Daminh Pham Trong Kham] nació ca. mil setecientos ochenta en Qu?n C?ng, Nam ??nh (Vietnam). José Pham Trong Ta [Giuse Pham Trong Ta] nació ca. mil ochocientos en Qu?n C?ng, Nam ??nh (Vietnam). Luca Pham Trong Thin nació ca. mil ochocientos diecinueve en Qu?n C?ng, Nam ??nh (Vietnam) asesinados el trece de junio de mil ochocientos cincuenta y nueve en Nam ??nh (Vietnam). No se sabe cuando fue iniciado su proceso de beatificación pero sus virtudes heroicas fueron aprobadas el once de febrero de mil novecientos cincuenta y uno, fueron beatificados el veintinueve de abril de mil novecientos cincuenta y uno, finalmente, fueron canonizados por su Santidad el Papa Juan Pablo II el diecinueve de junio de mil novecientos ochenta y ocho, junto con unos ciento catorce (114) compañeros.

-Beato Emilio Szramek, sacerdote y mártir, Alemania, 1942. Emilio Szramek nace en Tworkov, de Slaskie en Polonia, el veintinueve de septiembre de mil ochocientos ochenta y siete. Ordenado sacerdote para la arquidiócesis de Katowice, fue párroco en tal ciudad. Por haber defendido la Doctrina Cristiana en las Invasiones Nazistas, fue arrestado el dieciocho de abril de mil novecientos cuarenta y reportado al campo de concentramiento de Dachau, en Baviera. Quien murió por la tortura súbita el trece de enero de mil novecientos cuarenta y dos.
El Papa Juan pablo II el trece de junio de mil novecientos noventa y nueve elevó a la Gloria de los Altares a 108 mártires, víctimas de la Persecución Nazista. Incluyéndolo a el.

-San James, obispo de Nisibis, Ascético. era el hijo de príncipe Gefal (Armenia) y recibió una educación fina. A partir de la época de su juventud él amó soledad, y él vivió durante mucho tiempo en las montañas alrededor alrededor de la ciudad de Niziba (en la frontera de los imperios persas y romanos), donde él realizó hazañas ascéticas terminantes: él vivió bajo el cielo, el fed mismo con las frutas del árbol y verdes abiertos, y se vistió en pieles de cabra. El vivió en conversaciones y oraciones con Dios. Durante una persecución por el emperador Maximian (284-305)he era se glorificó por una confesión valerosa de la fe. Debido a su vida terminante y piadosa los habitantes de Nisibis lo eligieron como su obispo (no más adelante que el año 314). El St James era se glorificó por su celo ardiente para la fe ortodoxa, por grandes milagros y por el regalo del clairvoyance. Por sus rezos Nisibis fue ahorrado de una invasión por Sapor, el emperador de Persia. El St James, entre los padres del primer consejo ecuménico, era uno de los defensores prominentes de la fe ortodoxa. Un pastor sabio y educado, él construyó una escuela pública en Nisibis, en el cual él sí mismo era instructor. Él hizo una impresión fuerte en los corazones de sus oyentes por la alta moralidad de su vida. San Gregorio, obispo de gran Armenia, dio vuelta a él con una petición de escribir sobre la fe, y el pastor de Nisibis le envió por la contestación un discurso detallado (18 capítulos): sobre la fe, sobre amor, el ayuno, el rezo, la guerra espiritual, la resurrección de los muertos, los deberes de pastores, sobre la circuncisión contra los judíos, sobre la opción de alimentos, sobre Cristo como el hijo del dios, etcétera. Su composición se distingue por su exposición y calor claros persuasivos. El St James murió pacífico en alrededor el año 350.

-San Leoncio, obispo de Cesarea de Capadocia, campeón de la ortodoxia contra los gentiles y los arrianos, s IV. San Leoncio, Obispo, en Cesarea de Capadocia, quien trabajó mucho por defender la fe católica contra los infieles en tiempo de Licinio, y contra los Arrianos en tiempo de Constantino.

-San Eleazar, de la Isla Anzerk, Solovki. Nació en la ciudad de Kozelsk en la familia mercantil Severiukov. Con la bendición de sus padres él se apagó al monasterio de Solovki. En el monasterio él exhibió un regalo artístico asombroso: él participó en el adorno de la catedral de Transfiguration. Con la bendición del igumen, él fue a la isla de Anzersk en 1612, donde él hizo un ermitaño, dedicándose al rezo y a la meditación constantes en Dios. Para obtener la subsistencia para se en el yermo de la isla, el St Eleazar talló las tazas de madera, que él dejó en el muelle. En las tazas él escribió un mensaje que solicitaba el alimento. Los pescadores le dejaban pan y otros alimentos, y les recompensaron con gran pesca. En el 1616 del año Eleazar fue elevado al schemamonk. Los discípulos recolectaron alrededor del santo que deseaba vivir cerca de él y de ventaja de su instrucción. Eleazar murió vieja edad, previendo la época de su muerte. No se sabe cuan viejo él era, pero él vivió en Ansersk por cuarenta años.

-San Elian, Eilan o Allan, Cornwall. Relacionado con San Ismael. Sexto misionario del siglo a Cornwall, Inglaterra.

-San Elian o Erbin, País de Gales.

-San Enogatus, obispo de Aleth y Bretaña.

-San Erbin, Ervan, Erbyn, Erme o Hermes, Cornwall.

-San Kentigern Mungo, obispo de Strathclyde Británico.

-Un grupo de soldados sacrificados en Roma por Galieno. s, III.

-San Vivencio, en el monasterio de Vergi, Francia, 400.

-San Vero, obispo de Viena, en el Delfinado, 314.

-San Kentigerno, obispo de Glascow, Escocia, 601.

-San Pedro de Capitolias, mártir, Damasco, 715.

-San Remigio, m. 530.

-San Andrés, obispo de Trier, Alemania.

-San Atanasio, mártir.

-Santa Iveta de Huy.

-Beato Hildemaro, fundador de la abadía de Arronaise, en Artois, 1097.

-Beato Odón de Novara, Italia, cartujo, 1196.

-Beato Amadeo, monaco, Clermont, m. Francia, 1150.
Grupo "Vidas Santas" †
Mandame un E-Mail
Allan Sillie!!! Gracias por tu Ayuda, desde Venezuela!
Santos y Beatos del día Siguiente!
Creditos, Fuentes y Agradecimientos. Que hacen posible armar el Santoral lo más completo posible, hemos consultado muchos libros y páginas Web, a todos y cada uno de ellos les dámos "Las Gracias"
San Hilario de Poitiers, obispo y doctor
Santos Hermilo o Ermilo, mártir
Santos Hermilo y Estratónico, mártires
San Eleazar, de la Isla Anzerk, Solovki.
San Elian, Eilan o Allan, Cornwall
San James, obispo de Nisibis
San Agrezio de Tréveris
San Godofredo, conde
San Kentingern Mungo
San Potito, mártir
Santa Verónica de Binasco, virgen
Baner de la Canonización, Mártires de Vietnan
San Maximus de Hut Burner
Buscando ésta Estampa... si la tienes envíamela!!!
Buscando ésta Estampa... si la tienes envíamela!!!
Buscando ésta Estampa... si la tienes envíamela!!!
Buscando ésta Estampa... si la tienes envíamela!!!
Buscando ésta Estampa... si la tienes envíamela!!!
Santos y Beatos del día Anterior!