Ir a Oremos Juntos
Pasar al Santoral...
-San Carlos de Sezze (1613-1670) El pastorcito Gian Carlo, que vivía en el pueblecito de Sezze, al sur de Roma, logró su única ambición: convertirse en lego franciscano. En el monasterio de San Pietro in Montorio no pasó de las actividades más modestas: cuidar enfermos, hacer de sacristán, pedir limosna. Incluso dentro de su orden era un don nadie, pero resulta que hacía estupendos milagros, como si Dios se complaciese en no respetar el escalafón de las dignidades eclesiásticas.
Durante una misa, al elevarse la Hostia de ella partió un rayo luminoso que le hirió en el pecho hasta penetrar en su corazón ( que se conserva incorrupto y con la señal de la cruz). A pesar de tener muy pocos estudios, escribió libros admirables de profundidad mística, como Las grandezas de la misericordia de Dios.
El papa Juan XXII le canonizó en 1959, honrando en nombre de la Iglesia la singularidad del más humilde de los ideales vividos como una entrega anónima y alegre.
*Pidamos su intercesión por los abogados y los confesores.

-San Raimundo De Peñafort, presbítero (1175-1275). Raimundo, nacido en Peñafort, cerca de Barcelona, en 1175, desde el castillo de su nombre junto a Villafranca del Panadés, marcha a Bolonia; donde se especializa en Derecho y llega a ser destacadísimo catedrático de aquella Universidad. Renuncia a su canonjía en Barcelona, al hacerse religioso dominico (1222), poco después de la muerte de Santo Domingo. Para orientación de las conciencias, escribe en 1222 su celebérrima Moral, "Summa", llamada Raimundiana. Destaca como confesor de Papas y Reyes en Roma y España. Había de convertirse en uno de los maestros de teología moral y de derecho canónico de su tiempo. Recibió el encargo de elaborar las Decretales de Gregorio IX (1234) y se le conoce por su celo por la formación de los sacerdotes en lo referente al ministerio de la penitencia. Este canonista, maestro general de su Orden, fue también un apóstol lleno de celo. Trabaja en la evangelización de Mallorca. Tan sabio como humilde, renuncia los altos cargos.
A los dos años de Superior General de la Orden Dominicana, logra ser sustituido para dedicarse a impulsar las misiones.
Con ocasión de fundar, junto con San Pedro Nolasco, la Orden de la Merced para rescatar a los cristianos cautivos de los moros, sintió la necesidad de un auténtico diálogo con el Islam: alentó a sus religiosos a que aprendieran a hablar árabe y estudiasen el Corán. Funda escuelas de árabe en Túnez y Barcelona; y de árabe y hebreo, en Murcia. Murió en Barcelona,  santamente, con 99 años, el 6 de enero de 1275; honrado en sus funerales lo mismo por el pueblo y sus obispos, que por los reyes Jaime de Aragón y Alfonso el Sabio. Dejando el recuerdo de un sacerdote cuya vida había estado movida por «entrañas de misericordia para con los cautivos y pecadores».

-San Luciano, mártir en Antioquía, donde se le veneraba por su virtud y saber, 312. Sacerdote de Antioquía, profesor de exégesis bíblica y fundador de la Escuela de Antioquía, traduce el Antiguo Testamento, su campo propio; y destaca por su virtud, sabiduría y oratoria. Durante la persecución de Valerio Maximiano, es martirizado en Nicodemia, el 7 de enero del año 212, y sepultado en Helenópolis de Bitinia. Al hacer su panegírico San Juan Crisóstomo, destaca cómo la devoción eucarística le llevó a celebrar la Santa Misa en la prisión, la víspera de su martirio, teniendo como altar el propio pecho.

-San Tilo o Tilón, sacerdote (702), era sajón de nacimiento. Fue capturado y transportado a las naciones del sur, en donde le rescató y bautizó San Eligio. Esta ferviente apóstol le envió a su abadía de Solignac. Más tarde le llamó de nuevo, le ordenó sacerdote, y le empleó durante algún tiempo en Tournai y otras regiones del sur. Los habitantes de Iseghem, población cercana a Courtrai, le consideran como su evangelizador. Algunos años después de la muerte de San Eligio, San Tilón retornó a Solignac y vivió en soledad cerca de la abadía, imitando la sencillez, devoción y austeridad de los Antonios y Macarios de la antigüedad. Ahí murió, siendo ya nonagenario, hacia el año 702, y Dios le honró con milagros. San Tilón es llamado Theau en Francia, Tilloine o Tilman en Flandes, e Hillonius en Alemania.

-San Aldrico, Obispo de Le Mans. (800 †856) El Santo nació de una noble familia de ascendencia, en parte sajona, y en parte bávara, hacia el año 800. A los doce años su padre le envió a la corte de Carlomagno, donde formó parte de la servidumbre de Luis el Piadoso y se ganó la estima de todos. Hacia el año 821 pasó de Aquisgrán a Metz, para ingresar en la escuela episcopal y recibió la tonsura clerical. Después de su ordenación, el emperador Luis le lamó de nuevo a la corte, y le nombró capellán y confesor suyo. El año 832, San Aldrico fue elegido Obispo de Le Mans. Empleó toda su fortuna y sus fuerzas en socorrer a los pobres, mejorar los servicios públicos, construir iglesias y monasterios y promover la religión. Su fidelidad a Luis el Piadoso y a Carlos el Calvo permaneció inalterable durante casi un año, por haber declarado a los monjes de Saint-Calais que estaban sujetos a su jurisdicción. Tal pretensión del santo obispo no estaba en realidad justificada, pues se apoyaba en documentos falsificados, aunque no nos consta que el prelado haya sido personalmente responsable de tal falsificación.
Han llegado hasta nosotros algunos fragmentos del reglamento que San Aldrico redactó para su catedral. En él ordena que se enciendan diez cirios y noventa lámparas en todas las grandes fiestas. También nos son conocidos tres testamentos del santo prelado. El último de ellos es un edificante testimonio de piedad. En los dos primeros cede tierras y posesiones a muchas iglesias de su diócesis, y da prudentes consejos y reglas para mantener el orden y el espíritu de caridad. Aldrico quedó paralítico dos años antes de su muerte. Confinado al lecho, redobló su fervor y su asiduidad a la oración. Murió el 7 de enero del año 856, y fue sepultado en la iglesia de San Vicente, de la que había sido un gran bienhechor.

-San Canuto, duque de Sleswig, martirizado por los daneses, 1130.
del probable alemán antiguo, "estirpe, origen, descendiente" (¿1096?-1130). Mártir. Nació en Roskilde, Dinamarca. Hijo de nobles y sobrino de san Canuto IV, rey, llamado el Bueno. Se desconocen datos precisos de las etapas infantil y juvenil de su vida. Fue duque de Schleswig. Su gobierno destacó por una ferviente defensa de la fe católica, en contra de los ataques de las tribus vikingas, y por la comprensión de los problemas de sus subditos. Vivió en medio de continuas guerras por parte de quienes querían arrebatarle el poder. Murió en un atentado perpetrado por sus rivales Magnus Nielsen y Henry Skadelaar, el cual tuvo lugar en el bosque de Haraldsted, cerca de Ringsted. Debido a su fama de paladín de la fe y hombre justo, fue elevado a los altares por el papa Alejandro III. Es patrono de Zeeland, Dinamarca. Iconografía: con atuendo real, portando una palma (alusiva a su martirio), corona, lanza y copón (por su férrea defensa de la fe).
-San Clero, diácono y mártir, Antioquía.

-San Valentín, obispo de Passau, Baviera, y apóstol del Tirol, 440.
Muy poco es lo que sabemos de San Valentín, a pesar de que el "Acta Sanvtorum" ha publicado una larga biografía medieval que carece absolutamente de valor histórico. En su"Vida de San Severino", Eugipio nos informa que Valentín fue primeramente abad, y más tarde, obispo misionero en Recia. El mismo autor afirma que un discípulo de Valentín, que después lo fue de San Severino, acostumbraba celebrar la misa el 7 de enero en honor de su antiguo padre en Cristo. Venancio Fortunato narra que, en un viaje por el Tirol, encontró numerosas iglesias dedicadas a San Valentín. Arbeo de Fresinga afirma que San Valentín fue primero enterrado en la ciudad de Mais, en el Tirol, pero que sus restos fueron trasladados en el año 750 a Trento, y en 768 a Passau. Todos estos testimonios tienen en su favor la antigüedad, pero carecemos de otras prubas fidedignas. En época muy posterior, surgió la leyenda de que, al trasladar las reliquias del santo a un santuario más importante de Passau, se encontró una tableta de plomo en la que se hallaba grabada toda la biografía del santo. Su biógrafo nos dice que aprovechó ese documento, pero el estudio crítico revela que se trata indudablemente de una invención.

-San Reinoldo de Colonia, monje de San Pantaleón y mártir, maestro albañil, asesinado por los obreros a quienes dirigía, 960, que se identifica con el más joven de los "cuatro hijos de Aymón". La tradición le relaciona con la familia de Carlomagno. Parece que fue a Colonia y que entró en el monasterio de San Pantaleón. Se le puso a dirigir la construcción y desempeñó su puesto con un celo tan exagerado que se ganó la animosidad de los albañiles, quienes le atacaron, le mataron a martillazos y escondieron su cuerpo en un pozo de las proximidades del Rhin. Durante largo tiempo sus hermanos en religión le buscaron en vano. Finalmente su cuerpo fue descubierto, gracias a una visión que tuvo una enferma. Con toda solemnidad se le trasladó al monasterio. En el siglo XI, San Annón, arzobispo de Colonia, trasladó sus reliquias a Dortmund de Westfalia. En algunos sitios se venera al santo como patrono de los albañiles.

-Santa Virginia, de Francia.

-Santos Félix y Jenaro, mártires, Heraclea.

-San Julian, mártir, en tiempo y lugar desconacidos.

-San Crispín, obispo de Pavía, 248.

-San Nicetas, obispo de Remesiana, en Dacia, misionero entre los bárbaros. s. V.

-San Teodoro, monje de Egipto, s. IV.

-San Anastasio, obispo de Sens, 977.

-Beata María Teresa del Sagrado Corazón, Febrero 27, 1777 †Enero 7, 1876.

-Beato Vital, gran predicador, fundador de la Congregación de Savigny, 1119.

-Santos Senador, Próculo y Probo, mártires, Verona, persecución de Diocleciano.

-San Ceada, obispo de Londres, y uno de los misioneros celtas de Inglaterra, 664.

-Beato Widukind, duque de los sajones, 808.

-Beato Alberto, camaldulense, Siena, 1181.

-Santa Kentigerma, princesa de Leinster, Inglaterra, 728.
Grupo "Vidas Santas" †
San Carlos de Sezze, (Imágen de santibeati.it)
Mandame un E-Mail
San Raimundo De Peñafort, presbítero
San Luciano, mártir en Antioquía
San Tilo o Tilón, sacerdote (702)
San Aldrico, Obispo de Le Mans
San Canuto, duque de Sleswig
San Valentín, obispo de Passau
Santa Virginia, de Francia, (Imágen de santibeati.it)
San Reinoldo de Colonia
Beata María Teresa del Sagrado Corazón, (Imágen de santibeati.it)
Allan Sillie!!! Gracias por tu Ayuda, desde Venezuela!
Santos y Beatos del día Siguiente!
Creditos, Fuentes y Agradecimientos. Que hacen posible armar el Santoral lo más completo posible, hemos consultado muchos libros y páginas Web, a todos y cada uno de ellos les dámos "Las Gracias"
Santos y Beatos del día Anterior!
Buscando ésta Estampa... si la tienes envíamela!!!
Buscando ésta Estampa... si la tienes envíamela!!!
Buscando ésta Estampa... si la tienes envíamela!!!