Pasar al Santoral...
-San Sisenando, diácono y mártir. Nació en Beja (Badajoz); fue a Córdoba a estudiar y entró con los jóvenes que se educaban en la iglesia de San Acisclo. Después del martirio de sus amigos y compañeros Pedro y Walabonso, se propuso imitar su ejemplo y se ofreció al cadí, que le decapitó, dejando colgado su cuerpo a la puerta del palacio de los emires.

-San Pablo de Córdoba, diácono y mártir. Son muy pocos los datos con los que contamos de este santo cordobés. Debió nacer hacia finales del siglo VIII o principios del IX, en la ciudad de los califas, la Córdoba española. También sabemos que era diácono, Como tal, atiende desde la Iglesia de San Zoilo a quienes sufren necesidad en su Córdoba natal. Después del martirio de San Sisenando, él es llevado también al patíbulo, ejecutándose la sentencia el 20 de julio del 851. Su cuerpo fue dejado a los animales, pero algunos cristianos consiguieron rescatarlo y darle sepultura en la iglesia de san Zoilo, donde había prestado sus servicios.

-San Epafras; fue discípulo de San Pablo y ordenado obispo de Colosos (Asia Menor). Padeció martirio s. II. Su cuerpo, traído a Roma, se conserva en Santa María la Mayor.

-Santa Aurea, mártir, hermana de los Santos Adulto y Juan. Después de enviudar entró en el monasterio de Cuteclara, permaneciendo en él más de veinte años practicando las más ásperas penitencias. En 856 Mohamed mandó degollarla como blasfema de Mahoma y colgar su cuerpo en un palo junto al Guadalquivir.

-San Martín, obispo de Tréveris (Alemania), 210.

-San Símaco, papa. Nació en Córcega y subió al pontificado en 498. Discutida su elección durante mucho tiempo y negada su legitimidad por el emperador Anastasio, Teodorico, rey de Italia, se declaró por su validez y expulsó al antipapa Lorenzo. Uno de los primeros actos de su pontificado fue la convocación de un concilio en Roma (marzo de 499); en él se determinó que sería pontífice legítimo el que obtuviese la mayor parte de los sufragios del clero romano. Entretanto, el emperador Atanasio publicó un libelo acusando a Símaco de maniqueísmo, a pesar de que el pontífice había desterrado a muchos de éstos al Africa. San Enodio de Pavía se encargó de refutar este libelo difamatorio contra el papa, que murió en 514. Roma.

-San Félix, obispo de Verona.

-San Arsenio, anacoreta de Egipto.

-Santa Macrinia, hermana de los dos santos doctores Basilio y Gregorio de Niza, Capadocia, 379.

-San Reticio, obispo de Autun (Francia), 334.

-San Liberio, obispo de Poitiers.

-San Ambrosio, abad de Volturne (Italia), 778. Escritor eclesiástico muy celebrado por sus comentarios escriturísticos sobre el Cantar de los Cantares, la Apocalipsis, el Levítico y sus tratados ascéticos de El combate de los vicios y las virtudes, imitación de la Psicomoquia del poeta Prudencio, Los siete pecados capitales y varias homilías.

-
Beata María Vicenta Chávez Orozco. Religiosa y Fundadora 1867 - 1949. Dorotea Chávez Orozco nació el 6 de febrero de 1867 en Cotija, Michoacán, lugar tranquilo rodeado de montañas, lomas y valles dorados, como es común encontrar en este Estado de la República Mexicana. Fue ejemplar por su vida callada, su gran entrega a Dios. Se distinguió por vivir heroicamente su vida sacerdotal. Con esmerado celo por la salvación de las almas. Vivió los tiempos difíciles de la persecución religiosa. Fue llevado a prisión en varias ocasiones; en una de ellas estuvo en peligro inminente de ser fusilado. Dentro de la Iglesia desempeñó varias encomiendas delicadas, que nunca pedía por medio de sus superiores. A la Congregación le dedica su tiempo como fundador, padre y pastor. Muere lleno de méritos para el Cielo, el 14 de abril de 1924.
Grupo "Vidas Santas" †
Santos y Beatos del día siguiente...
San Símaco, papa
San Arsenio, abad el Grande, Eremita
Beata María Vicenta Chávez Orozco