Ir a Oremos Juntos
Pasar al Santoral...
-Beata Mercedes de Jesús Molina y Ayala. (1828-1883) "La Rosa del Guayas" nació en Baba, Provincia de Los Ríos, entonces Departamento de Guayaquil, (Ecuador) en 1828.
El 14 de abril de 1873 fundó en Riobamba el Instituto "Santa Mariana de Jesús", con la finalidad de acoger a las niñas huérfanas pobres, para educarlas y preservarlas del mal. Murió 12 de Junio, 1883. Sus restos descansan en la ciudad de Riobamba, en la misma casa donde fundó la Congregación de las Marianitas.
El 8 de febrero de 1946, Su Santidad el Papa Pío XII decretó la introducción de la causa de su beatificación, y el 27 de noviembre de 1981, el Papa Juan Pablo II expidió el Decreto sobre las Virtudes Heroicas y le dio el título de Venerable. Cuatro años más tarde, el 1 de febrero de 1985, «La Rosa del Guayas» fue beatificada durante la visita pastoral que el Santo Padre realizó a la ciudad de Guayaquil.

-San Juan de Sahagún, Salamanca, 1430-1479. Confesor de la Orden de los Ermitaños de San Agustín, en Salamanca en España; fue esclarecido por su celo por la fe católica, y por su santa vida y milagros. El día 24 de junio de 1430, fiesta de San Juan Bautista, en Sahagún, en un pueblecillo de León, de los cristianos padres Juan González del Castillo y Sancha Martínez venía al mundo este niño que haría famosa a su villa natal más que ninguno de sus predecesores.
Al igual que su Santo, será un verdadero predecesor de los designios de Dios y celoso predicador de la Palabra divina. Bien pudo ganarse el apelativo con que era conocido: "El pacificador". Su vida está llena de sabrosas anécdotas.
William Congreve escribió: «El cielo no tiene pasión como el del amor tornado en odio, Ni el infierno furia como el de una mujer desdeñada.» San Juan de Sahagún tal vez perdiera su vida por la furia de una mujer desdeñada.
San Juan de Sahagún era tan carente de temor en su oposición al pecado y el mal, que el duque de Alba envió una vez a dos hombres para que lo asesinaran, pero los bandidos fueron incapaces de llevar a cabo su cometido. Lo que pudo haber hecho San Juan, sin embargo, es convencer a un hombre prominente para que abandonara a su querida. Su querida se puso tan furiosa, que se cree que envenenó a Juan, moría el 11 de junio de 1479, llorado por toda Salamanca.

-Santa Paola (Paula) Frassinetti, (Marzo 3, 1809 Roma, Junio 11, 1882) virgen, fundadora de la Congregación de Santa Dorotea. Nace Marzo 3, 1809. Recibiendo el Bautismo este mismo día en la Parroquia de San Esteban de Génova, su ciudad natal. En 1878 muere Pío IX, el Papa que en sus numerosos encuentros con la Fundadora, tuvo siempre palabras de estima y de aliento para su obra apostólica.
Paula siente que su ajetreada vida terrena va a acabar. Son las primeras horas del día 11 de junio de 1882. Está serena.
Su muerte es dulce, tranquila y deja entrever los tesoros de su vida. Invoca a la Santísima Virgen a quien tanto ha amado siempre:  «Señora mia, recuerda que soy tu hija».
8 de Junio de 1930, Paula es Beatificada!
11 de Marzo de 1984: hoy las campanas de San Pedro repiten su toque festivo para anunciar que Paula es Santa.

-Santa Antonina, mártir, Nicea (Asia Menor), s. IV. mártir de la persecución de Nicea de Bitinia; la cual por órden del prefecto Prisciliano fue azotada con manojos de varas, puesta en el potro, descarnada por los costados, abrasada en las llamas, y por último degollada.

-San Anfión, obispo de Nicomedia, que después de haber confesado la fe en la última persecución, asistió a las Concilios de Ancira (312), Neocesarea (315) y Nicea (325).

-San Onofre, anacoreta egipcio, Muy admirado del ascetismo oriental por la superación de sus mismos límites, el cual vivió en soledad y santamente por espacio de sesenta años en un áspero desierto ejercitándose en obras piadosas, y de penitencia. Adentrado en el desierto de Tebas, imita la vida de Elías y de Juan Bautista. Fue maestro de San Pafnucio. El abad Pafnucio en visita a los solitarios, lo descubre ya muy enfermo y extrañamente vestido y desfigurado de cuerpo, barba y cabellera; le acompaña en sus últimas horas hasta su muerte; y esclarecido en virtudes y méritos voló al cielo; 400. Para después, con gran impacto apostólico en su tiempo, describir a este gigante de la penitencia, enfrentado a los pecados del mundo, el abad Pafnucio escribió su admirable vida.

-Beato Guido Vagnotelli, De Cortona. (+1245) Guido era un noble de Toscana, Italia y en una ocasión recibió a San Francisco de Asís y su compañero con tal hospitalidad y cortesía, que San Francisco comentó que lo querría como a uno de sus hijos. En una ocasión que volvieron a verse, San Francisco se retiró a orar para que Dios bendijera su camino y Guido lo vio desde un una ventana con los brazos en cruz y elevándose en el aire en ciertos momentos. Quedó Guido tan impresionado, que le pidió a San Francisco que le permitiera ser de los suyos. En 1211, Guido ingresó a las filas franciscanas y vivió treinta años más en una celda al borde de un arroyo próximo a Cortona. Sólo salía de vez en cuando para predicar el arrepentimiento en las poblaciones cercanas.

-San Gaspar Bortoni (+1843) Nacido en Verona, Italia, este sacerdote instituyó la Congregación de los Sagrados Estigmas de Nuestro Señor Jesucristo, cuyos miembros ayudan a los obispos en su ministerio. Fue canonizado por Juan Pablo II el 1 de noviembre de 1995.

-Beato José Cébula. (1902-1941) Mártir Nace en el entonces territorio alemán de Malnia. A los 16 anos fue Victima de incurable tuberculosis, de la cual sana después de visitar el santuario oblato de Nuestra Señora de Piekary. Esto le mueve a ingresar en el seminario de los Oblatos de María Inmacu1ada, en Krotoszyn."Su carisma particular era el amor a la oración". Se ordena sacerdote (1927) y es nombrado maestro y superior. Pese a la represión de los nazis, continúa su labor docente y pastoral, hasta que es arrestado y enviado a un campo de concentración de Mauthausen, Austria (1941). Ahí es ma1tratdo, vejado y condenado a trabajos forzados,1o cual quebrantó su salud corporal, mas no la espiritual. Ante las injusticias reclamó a los guardias: "No son ustedes los que mandan. También a ustedes los juzgará Dios". Ante tales palabras se le obliga a correr con pesados sacos sobre su espalda y cuando cae, debido al cansancio, es ultimado y su cadáver arrojado a los hornos. Juan Pablo II lo beatifica en Polonia (1999), junto con 107 mártires, victimas del nazismo.

-Santo Domingo Savio, Niño. Tuvo una vida muy sencilla, pero en poco tiempo recorrió un largo camino de santidad, obra maestra del Espíritu Santo y fruto de la pedagogía de san Juan Bosco.
Había nacido en San Giovanni di Riva (cerca de Chieri, provincia de Turín) en una familia pobre de bienes materiales, pero rica de fe. Su niñez quedó marcada por la primera comunión, hecha con fervor a los siete años, y se distingue por el cumplimiento del deber. A sus doce años tuvo lugar un acontecimiento decisivo: el encuentro con San Juan Bosco, que lo acoge, como padre y guía, en Valdocco (Turín) para cursar los estudios secundarios.
Al descubrir entonces los altos horizontes de su vida como hijo de Dios, apoyándose en su amistad con Jesús y María se lanza a la aventura de la santidad, entendida como entrega total a Dios por amor. Reza, pone empeño en los estudios, es el compañero más amable. Sensibilizado en el ideal del Da mihi ánimas de san Juan Bosco, quiere salvar el alma de todos y funda la compañía de la Inmaculada, de la que saldrán los mejores colaboradores del fundador de los salesianos.
Habiendo enfermado de gravedad a los 15 años, regresa al hogar paterno de Mondonio (provincia de Asti), donde muere serenamente el 9 de marzo de 1857 con la alegría de ir al encuentro del Señor. Pío XII lo proclamó santo el 12 de junio de 1954.

-Beata María Cándida de la Eucaristía. María Barba nació el 16 de enero de 1884 en Catanzaro (Italia), a donde la familia, oriunda de Palermo, se había trasladado momentáneamente por motivos de trabajo del padre, Pedro Barba, consejero del Tribunal Superior. Cuando la niña tenía dos años la familia regresó a la capital siciliana y allí vivió María Barba su juventud, en el seno de una familia profundamente creyente, pero que se opuso obstinadamente a su vocación religiosa, experimentada desde los quince años de edad. Para María Cándida, la Eucaristía es alimento, es encuentro con Dios, es fusión de corazón, es escuela de virtud, es sabiduría de vida. «El Cielo mismo no posee más. Aquel único tesoro está aquí, es Dios! Verdaderamente, sí verdaderamente: mi Dios y mi Todo». «Le pido a mi Jesús ser puesta como centinela de todos los sagrarios del mundo hasta el fin de los tiempos».
El Señor la llamó, después de algunos meses de agudos sufrimientos físicos, el 12 de junio de 1949, Solemnidad de la Santísima Trinidad.
-Santos Nabor y Nazario. (s III). Mártires. 303.
De origen italiano, vivían en Milán, donde sufrieron el martirio en aras de la fe en Cristo. En Roma se les dedicó una basílica en la Vía Aurelia.

-Beato Lorenzo Maria Salvi, Pasionista. Roma, Octubre 1782 – Capranica (VT), Junio 12, 1856. Lorenzo Salvi es un hombre que ha gastado su vida al servicio de Dios y no se detuvo nunca por lo que mereció como apelativo "movimiento perpetuo". Otras de sus características fueron  la mansedumbre y la humildad que aprendió en la escuela de Jesús a niño y de la familia de Nazareth.
Todo esto se dio cuando la suerte lo hizo nacer en Roma, en un ambiente aristocrático, el 30 de octubre de 1782 de Antonio y Mariana Biondi, en el palacio de los condes de Carpegna. El padre se desempeñaba como el administrador de esta noble familia y en aquel tiempo esto significaba casi gozar de los privilegios de la noble familia. Apenas un mes después  de su nacimiento su madre muere, por suerte no padece por ello un gran trauma; en efecto esto sólo lo sabrá antes de su ordenación sacerdotal. En el 1856, a pesar de no sentirse con fuerzas, obedece a la invitación de los superiores de ir a Capranica (VT) para visitar algunos enfermos que desean su bendición. Va, pero advierte que no estará allí más que tres días. Llega el 9 de junio de 1856; acoge a los que lo visitan, confiesa a los penitentes, bendice a los enfermos, conforta a los dolientes. El 12 de junio muere por un ictus.
"Hemos perdido nuestro santo", dice la gente conmovida mientras acaparan sus reliquias. Antes de que Lorenzo sea reconducido al convento, quieren que su cuerpo sea llevado en procesión por todo el pueblo; con trabajos los guardias logran defenderlo de la excesiva devoción.
Y enterrado en el convento de S. Ángel de Vetralla VT. Juan Pablo II lo proclama beato el primero octubre de 1989.

-Beato Ilarione (Pawel) Januszewski. (Hilarion) Nacido en Krajenki, Polonia, Junio 11, 1907 + Dachau, Marzo 25, 1945. El P. Januszewski nació el 11 de Junio de 1907 en Krajenki. Su nombre de pila fue Pawel y fue educado cristianamente por sus padres Martín y Marianne. Tras asistir al colegio de Greblin (donde la familia residía desde 1915), continuó sus estudios en el Instituto (Gimnasium) de Suchary, que tuvo que abandonar más tarde por los problemas económicos de su familia. Tras pasar por otros centros educativos, se traslada a Cracovia, donde hizo una serie de cursos (incluso por correspondencia) y donde entró en la Orden Carmelita en septiembre de 1927. Fue entonces cuando cambió su nombre por el de Hilario. Tras hacer su noviciado, profesó el 30 de diciembre de 1928 y se trasladó a Cracovia para hacer sus estudios sacerdotales. Al final de sus estudios fue enviado a Roma a profundizar en su formación teológica en el Colegio Internacional de San Alberto, donde convivían carmelitas de todo el mundo que veían con preocupación como la situación europea se complicaba día a día y alcanzaba cotas insospechadas de tensión. Fue ordenado el 15 de julio de 1934. En Roma pudo conocer a una generación de carmelitas que marcarían la historia de la Orden en este siglo: B. Xiberta, J. de la Cruz Brenninger, E. Esteve, A. Grammatico, E. Driessen.

-Beata Florida Cevoli, Religiosa. Noviembre 11, 1685 +Junio 12, 1767. Florida nació en Pisa el 11 de noviembre de 1685, de familia noble. Ingresó en las clarisas capuchinas el año 1703, llegando a ser la mejor discípula y compañera de Santa Verónica Giuliani, a la que sucedió en el cargo de abadesa. Se distinguió por su espíritu de oración, su inserción en las tareas sencillas y cotidianas de la vida comunitaria, sus carismas extraordinarios, y por el impulso que dio a su Orden en la observancia fiel de la Regla. Murió el 12 de junio de 1767 en Città di Castello (Perusa). La beatificó Juan Pablo II el 16 de mayo de 1993.

-San Olimpio, obispo, Tracia (Turquía europea), s. IV.

-Santos Basílides y Cirino, ms., Roma, 303.

-San Cyrinus o Quirino, Mártir.

-San León III, papa. +Roma, Junio 12, 816. (Papa 795-816)
Nació en Roma. A su elección se opusieron dos sobrinos de Adriano que ambicionaban también ellos el Pontificado. Llegaron a encarcelarle, y el pueblo le liberó. Pero al no sentirse seguro, León fue a Francia, donde pidió y obtuvo la ayuda de Carlomagno. Una vez conseguida, regresó a Roma, donde fue acogido de forma triunfal y volvió a ocupar su trono papal. Corría el año 800. En la noche de Navidad de ese año se produjo un evento que incidiría mucho en la vida política y social: el papa León en la Basílica de S. Pedro coronó a Carlomagno «emperador» con la famosa dedicatoria: «A Carlo piísimo y augusto coronado por Dios, grande y pacífico emperador vida y victoria». Nacía el «Sacro Romano Imperio», continuación del antiguo Imperio Romano de Occidente, con sede en Aquisgrán.
El emperador se convertía en protector y garante de la incolumidad y de los intereses del papa y de la Iglesia, reservándose el derecho a la aprobación en el momento de la elección del pontífice. Por otra parte, el papa otorgó a Francia el título de «hija primogénita de la Iglesia». Sin embargo, este mismo gesto sellaba la ruptura profunda y definitiva con Constantinopla, que se consideró autorizada a atacar Roma tanto en el campo político como en el doctrinal. En efecto, Constantinopla fue excluida de la política occidental. Ahí la Iglesia romana actúa una decisión: promueve el nacimiento del nuevo imperio europeo, opta por su propia seguridad, pero se gana un enemigo, Oriente.
Europa tuvo una nueva organización administrativa: fueron creados los condados y las marcas, gobernadas y controladas por «missi dominici», que daban cuentas directamente al emperador. Éstos solían ser obispos. Carlomagno hizo muchos donativos al clero e instituyó escuelas en los monasterios. Fundó la famosa escuela Palatina, el primer núcleo de la Universidad de París.
León murió dos años más tarde que el emperador y fue enterrado en la basílica de S. Pedro.

-Beato Esteban Bandelli. presbítero, Dominico, Castelnuova Scrivia, 1369 - Saluzzo, 1450. Este apóstol elocuente y celoso, de tal modo que se le llamó un nuevo Pablo, nació el año 1369 en Castelnuovo Scrivia, cerca de Alejandría (Italia) y tomó el hábito de la Orden en Piacenza.
Enseñó filosofía y teología en la universidad de Pavía, pero sobresalió principalmente en la predicación y en el ministerio de la confesión.
Muchos pecadores se convirtieron por su predicación. Murió a los ochenta y un años el día 11 de junio de 1450 en Saluzzo, ciudad que después de su muerte libró de un grande asedio, y su cuerpo se venera allí en la iglesia de S. Juan Bautista.
Su culto fue confirmado por Pío IX el 21 de febrero de 1856.

-San Odulfo de Utrecht.

-San Pedro del Monte Athos.

-San Plácido, Abad. Rodi, Italia. 1248.

-Santa Cunera, Mártir 451. Benedicta, muy venerada en Alemania.
Beata Mercedes de Jesús Molina y Ayala.
Grupo "Vidas Santas" †
Santa Paola Frassinetti
Santos y Beatos del día siguiente...
San Juan de Sahagun, religioso (c1430-1479)
San Onofre, anacoreta egipcio
San Gaspar Bortoni
Santo Domingo Savio
Beato Lorenzo Maria Salvi
Santa Antonina, martir de Nicea de Bitinia
Beato José Cébula
Beato Ilarione (Pawel) Januszewski
Beata Florida Cevoli, Religiosa
San León III, papa
Beato Esteban Bandelli
Santa Cunera, martir 451