Apenas pudo, se entregó a la educación de las niñas en una pequeña escuela de Guadalajara. Era tan buena y tan excelente educadora que sabía ganarse a las niñas con regalos, cuando los merecían, y, por supuesto, les enseñaba a adorar al Santísimo Sacramento, una verdadera vocación a la que estaba llamada ya desde muy joven.

Adquiere más relevancia todavía su figura cuando se supo que tenía que hacer doble vida: la propiamente suya, formada a base de oración, obras de caridad, y la otra que corresponde al rango familiar: asistir a teatro y a reuniones de nobles.

Esta doble vida tenía su cimento firme en la Eucaristía y en la adoración al Santísimo.

¿Cuál es la característica más notable de María Micaela?

Basta acercarse a muchos de los centros que tienen por todo el mundo. Su labor fundamental consistió y consiste ahora en atender a las chicas con problemas y que levan una vida desordenada.

Esta labor atrajo a un grupo de jóvenes, a las que les gustaba la idea. Así nació en 1859 la Congregación de las Adoratrices y Esclavas del Santísimo Sacramento y de la caridad. En esta labor le ayudó mucho la orientación del Padre María Antonio Claret. María Micaela murió en Valencia por la enfermedad del cólera en el año 1865
Ir a Oremos Juntos
Pasar al Santoral...
Grupo "Vidas Santas" †
Santos y Beatos del día!
Santos y Beatos del día Siguiente!
Sanrta María Micaela del Santísimo Sacramento
Sanrta María Micaela del Santísimo Sacramento, Fundadora

Empezamos por felicitar a las religiosas Adoratrices del Santísimo Sacramento y de la Caridad de nuestra ciudad y del mundo entero, fundadas por santa María Micaela.

Cuando amanecía el año nuevo de 1809, nacía esta chica en Madrid de unos padres profundamente cristianos. El era Miguel Desmasiere, de origen noble flamenco, y ella era Bernarda López, dama de la reina María Luisa.

La chica reunía en su persona muchos dones que van desde la belleza física a su inteligencia, don de gentes y un corazón tan grande como las playas de todos los mares.
Aprendió todas las labores de manos de su madre: planchar, coser y guisar, pintar, bordar, escribir, tocar instrumentos de música y a saber orar ante el Señor.