San Diego -. Instituto Hermanas Franciscanas Misioneras de la Inmaculada. (Imágen © www.oremosjuntos.com) Septiembre 2006.
Al cumplir los 17 años, anhelosa de vivir su compromiso cristiano, ingresa en la Tercera Orden Seglar de San Francisco, en la que se distinguió por su fervor y la más fiel observancia de la Regla.

Su madre le había infundido desde muy temprana edad, la más entrañable devoción a la Santísima Virgen, la que iría cultivando a través de todo su vida, hasta convertirse en vivencia de total consagración Mariana: "Yo, María Francisca de las Llagas tomo a María Inmaculada por Medianera, Protectora, Madre y Maestra por todo el tiempo de mi vida", escribió en 1920 en su cuadernito de propósitos espirituales.

Quedó huérfana a los 19 años de edad, acogiéndose a la piedad y trabajo en las labores manuales con que atendía a su franciscana subsistencia. Ahondó cada vez más en las virtudes que caracterizaron su personalidad espiritual: desprendimiento de sí misma, decisión de entrega al servicio del Dios altísimo, vivencia intensa de fe y amor al Señor Jesús del Evangelio y de la Eucaristía y a su Madre la Virgen María.
María Francisca de las Llagas Cornejo
Sierva de Dios, María Francisca de las Llagas Cornejo Pazmiño
Grupo "Vidas Santas"
Rosa Elena Cornejo Pazmiño nació el 11 de diciembre de 1874 en la ciudad de Quito - Ecuador, como alma privilegiada y predestinada por el Señor con una vocación y carisma singulares, recibió el santo bautismo el día de su nacimiento bajo el nombre de Rosa Elena. Su madre, doña Natividad Pazmiño, mujer piadosa, que pertenecía a la Tercera Orden Secular de San Francisco, supo educarla solícitamente por sí misma desde los primeros años, y luego, confiándola, a los cinco años de edad, a la esmerada educación de las Hermanas de la Caridad en el Colegio San Carlos, A los diez años, la niña Rosa Elena, recibe fervorosamente la Primera Comunión, acontecimiento que marcó su espíritu con la más ardiente devoción a la santísima Eucaristía.

Más adelante aprende bordado y costura, lo cual le permite a la vez desarrollar sus especiales dotes manuales y artísticas y fomentar la piedad y devoción eucarísticas, cosiendo y bordando manteles de altar, velos y frontales.
Emitió sus votos religiosos temporales en 1902 en compañía de cuatro Hermanas que habían perseverado del grupo de Noviciado, así dio comienzo a su vida regular , en la que María Francisca de las Llagas se distinguía por su fidelidad a la Regla y Constituciones, por su trabajo y abnegación, por su acendrada fe y devoción a la Santísima Eucaristía, por la fortaleza y entereza de espíritu para sobrellevar con verdadera alegría espiritual, auténticamente franciscana, las privaciones de una extremada pobreza. Como San Francisco experimenta la bienaventuranza de los verdaderamente pobre s de espíritu que solo buscan la voluntad del Padre que está en los cielos y alcanzan a ver el Reino de Dios.

El Señor le concedió 90 años de vida a través de los cuales no solamente hizo acopio de eximias virtudes, sino que en premio de ellas le concedió ver el fruto de sus oraciones y sacrificios, la Congregación de Religiosas Franciscanas Misioneras de la Inmaculada es aprobada por el Santo Padre el bondadosísimo Juan XXIII, mediante el "Decretum Laudis" expedido el 27 de Abril de 1962.
Causa de beatificación de María Francisca de las Llagas, Fundadora del Instituto de Hermanas Franciscanas Misioneras de la Inmaculada

En el año de 1985 La Madre General con su Consejo de Gobierno solicita al Rvdo. Padre Julián Bravo, S.J., ser Postulador de la Causa de la Madre María Francisca de las Llagas. Además, establece una Comisión de cuatro Religiosas para la coordinación de la Causa de la Sierva de Dios y nomina Coordinadora a Sor Ana Josefina Villacreses De la Torre, Ex - Superiora General.

En enero de 1986 la Superiora General solicita a la Sagrada Congregación para la Causa de los Santos la iniciación del Proceso de Beatificación de la Madre María Francisca de las Llagas. El 22 de marzo llega de la Sagrada Congregación para la Causa de los Santos el "NIHIL OBSTAT" a la Arquidiócesis de Quito, con el cual se inicia el Proceso a nivel Arquidiocesano. El 2 de junio Mons. Antonio González Zumárraga, Arzobispo de Quito, conforma el Tribunal Arquidiocesano para iniciar el Proceso de Beatificación y canonización de la Sierva de Dios: Mons. Antonio González Z., Arzobispo de Quito, Mons. Gustavo Naranjo, Promotor de la justicia, Mons. Julio Espín y Mons. Gilberto Tapia, Jueces y el Padre Julián Bravo, asume la responsabilidad de Postulador de la Causa.

El 8 de junio el Señor Arzobispo de Quito promulga oficialmente el Decreto "NIHIL OBSTAT", en la Solemne Eucaristía celebrada en la Catedral Metropolitana, con motivo de la celebración de los 85 años de Fundación del Instituto, con el cual se inicia la causa de beatificación de la Madre María Francisca de las Llagas, en la Arquidiócesis de Quito. El 13 de junio, Mons. Antonio González Zumárraga, con el Tribunal conformado, realiza la apertura del Proceso de Beatificación e inician el trabajo.
El 13 de diciembre de 1991 en la Catedral Metropolitana, Mons. Antonio González Z. en Solemne Eucaristía clausura el proceso de Beatificación realizado a nivel Arquidiocesano, con la asistencia de Obispos, Sacerdotes, Religiosas del Instituto, Religiosas de otras Comunidades y Familiares de María Francisca de las Llagas.

El 15 de mayo de 1992 viajan a Roma el Padre Julián Bravo, S.J., Postulador de la Causa, las Hnas. Superiora y Secretaria Generales con la finalidad de entregar el Proceso de Beatificación en la Sagrada Congregación para la Causa de los Santos. El 2 de junio en Roma - Italia, Mons. Antonio Casiere, Canciller y Abogado de la Congregación para la Causa de los Santos, realizó la apertura del Proceso de Beatificación y Canonización de la Sierva de Dios María Francisca de las Llagas, en una Ceremonia reservada y sencilla, en la sala del Archivo de la Cancillería. Se la inscribió con su nombre completo "María Francisca de las LLagas" considerada como " La mujer nueva en la Iglesia".
María Francisca de las Llagas Cornejo
María Francisca de las Llagas Cornejo
María Francisca de las Llagas Cornejo
María Francisca de las Llagas Cornejo
María Francisca de las Llagas Cornejo
En el año 1993 el Consejo General nombra a la Hna. Nieves Carrión para que colabore con los Padres Relator y Postulador de la Causa de Beatificación en Roma, en la elaboración de la Positio, el Prefecto de la Sagrada Congregación para la Causa de los Santos Excmo. Señor Cardenal Angelo Felice, expide el Decreto de validez del Proceso realizado a nivel Arquidiocesano y nombra al Padre Relator Daniel Ols, O.P.

El Padre Julián Bravo SJ. Postulador de la Causa con la Hna. Aída Cisneros Secretaria, continúan en la elaboración de los escritos que solicita el Padre relator, el Padre Juan Folguera, O.F.M. fue nombrado Postulador (q d D g) retorna al Padre Celestial y en su lugar es nombrado Postulador de la Causa el Padre Luca De Rosa, O.F.M.

El Proceso continúa su marcha. El Espíritu del Señor que impulsa y anima a la Iglesia nos llene de esperanza para verla a Nuestra Madre Fundadora María Francisca de las Llagas venerada entre los Santos.
Instituto Hermanas Franciscanas Misioneras de la Inmaculada
"ES NECESARIO MORIR A TODO PARA VIVIR DE DIOS Y PARA DIOS (María Francisca de Las Llagas Cornejo Pazmiño)"
Franciscanas Misioneras de la Inmaculada, Calle Domingo Espinar, 113, Aptdo. 17-08-81-29, Sc. 8, Quito, ECUADOR
Nació 11 de diciembre de 1874
+ 24 de Octubre de 1964. Quito - Ecuador.
Está situada al sur del centro colonial de Quito. Es la primera Recoleta construida piedra a piedra, limosna a limosna y continuado sacrificio de los Padres Franciscanos.

Este es el centro de Espiritualidad de las hijas de Francisco de Asís. Es la casa madre del Instituto de Religiosas Franciscanas Misioneras de la Inmaculada, donde nuestra Madre Fundadora y sus dos compañeras llegaron solas y desprotegidas para iniciar su epopeya franciscana el 5 de Junio de 1897.
San Francisco de Asís