Junio 29
Sacerdote y Fundador 1830 - 1904
Pablo de Anda Padilla nació en San Juan de los Lagos, Jalisco, el 5 de Julio de 1830. Sus padres, Mariano de Anda y Sanjuana Padilla, lo llevaron a bautizar a día siguiente en la Parroquia de San Juan Bautista de la población que venera a la Virgen de San Juan de los Lagos.
Hizo los primeros estudios en su pueblo natal. En 1845, sus padres se trasladaron a León, Guanajuato.
En 1847 inició los estudios eclesiásticos con los Padres Paulinos, hasta incardinarse en la diócesis de San Luis Potosí, en abril de 1856, en calidad de maestro suplente.
Fue ordenado sacerdote el 24 de agosto de 1856 en la parroquia de Venado, en el Estado de San Luis Potosí, y su cantamisa lo realizó el 12 de septiembre, en León, Gto.
A fines del mes, fue nombrado cura interino de Ahualulco de los Pinos, donde permaneció hasta el 14 de diciembre de 1856, pues el 1° de enero de 1857 se le designó Capellán de coro de la Catedral Potosina, con los cargos anexos de Maestro de Ceremonias, Sacristán Mayor, Apuntador, Secretario del Cabildo y Sinodal del Clero de la Diócesis, cargos que desempeñó hasta el 6 de marzo de 1865.
Al erigirse la Diócesis de León, en esta misma fecha, el prelado potosino, don Pedro Barajas Moreno, certifico que el Padre de Anda había manifestado la necesidad de radicarse en el Obispado de León y se le concedió su excardinación.
En esta Diócesis de León, el Padre de Anda construyó el Santuario de Guadalupe, casas de misericordia y una Casa de Ejercicios Espirituales, a partir de 1870. El 18 de febrero de 1883 inauguró un modesto hospital para atender a los pobres.
El 25 de marzo de 1886 fundó con 4 señoritas la Congregación de las "Hijas Mínimas de María Inmaculada" para atender niños desamparados, enfermos y ancianos. El Padre Pablo de Anda también creó una escuela y un asilo.
Después de celebrar misa el 28 de junio de 1904, pocos días antes de su cumpleaños, el Padre de Anda tuvo fuertes dolores ya que padecía cálculos biliares. Murió el 29 de junio de 1904 sin ver aprobada su congregación, aprobación que recibieron el 21 de enero de 1941 por el Papa Pío XII.
Su trabajo daría más frutos, de las Hijas Mínimas de María nació otra congregación, fundada por Eugenio Oláez Anda para la regeneración de prostitutas: el Instituto Religioso de la Hijas de Jesús.
La introducción de su causa de beatificación fue en Roma el 2 de diciembre de 1978. Los restos del Siervo de Dios Pablo de Anda se guardan en el Santuario de Guadalupe de León, Guanajuato.
¡Dios sabe hacer de los males, bienes!
León iba a cosechar sus propios frutos: la semilla espiritual que sembró en esta ciudad el entonces insigne Canónigo Pablo de Anda, echó sus raíces profundas, y el árbol que nació de ella creció lozano, floreció y adquirió vigor al impulso del vendaval de aquella cruenta persecución religiosa, de amargo y doloroso recuerdo.

Este árbol, como el del evangelio, ha extendido sus ramas saludables y esparce cada vez más vigor y fecundidad sus semillas al soplo de un viento providencial en bien de los jóvenes, en beneficio del hombre.
Es así, el nacimiento del Instituto "América" en la ciudad de León, la buena semilla del sembrador que ha brotado y germinado en la misma casa solariega, simiente despendida de aquel árbol plantado por la mano benemérita del egregio Siervo de Dios, Pablo de Anda, la Congregación de las Hijas Mínimas de María Inmaculada.
Más de cien años de vida activa, tenaz, fiel, con notables y plausibles progresos que se justifican en la meritoria acción y los nobles esfuerzos de sus iniciadoras, de su fundadora ilustre Madre María de Santa Imelda en unión de sus también muy queridas e inolvidables colaboradoras.